Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Flores señala que puso equipo médico porque quiso y que las urnas con las entradas fueron manipuladas

"Las entradas válidas no son las de las urnas, sino las que pasaron por el lector", ha remachado
El principal acusado de la tragedia del Madrid Arena, Miguel Ángel Flores, ha afirmado este mediodía en el juicio oral que se celebra en la Audiencia Provincial que puso equipo médico en la fiesta y en el resto de las que programaba porque quiso y "de forma voluntaria", ya que "nadie le obliga a tener un servicio médico".
De hecho, se ha expuesto en la sesión de hoy que él contrató y pagó dos ambulancias para la fiesta también de forma voluntaria. "A mí no me exigían tener ambulancias y puse dos", ha apuntado. Luego, brevemente, ha aludido que conoció al doctor Simón Viñals, otro imputado en el caso, de trabajar con él en otras fiestas anteriores 'lights' y que por eso le contrató.
A preguntas de la fiscal, Flores ha relatado que cuando sucedieron las avalanchas estaba en el palco VIP con el entonces director de eventos de Madridec, Francisco del Amo, y ha negado en todo momento que se dirigiera a los responsables de Seguriber ni a los de Kontrol 34 para dar órdenes concretas de abrir puertas ni cambiar entradas.
"Yo no tengo competencia. Yo no conozco al personal. Para mí es importantismimo el controlador de autentificación de entradas", ha comentado.
Concretamente, sobre la cuestión de que se alterara la entrada de público por otras vías y de que se abriera el portón central ya de madrugada para que entrara más gente, el empresario ha afirmado que en este asunto "sí quiere mojarse".
"En otros eventos se han hecho igual. Estamos hablando siempre clientes con entrada. No vamos a hablar de clientes que no llevan a entradas o que se han colado. Como comprenderá, a mí no me interesa que se cuelen, sino que se compren la entrada. No sé por qué Madridec lo hace así. Creo que se han hecho las cosas correctamente, pero era habitual que la gente entrara por distintos accesos al recinto porque que toda la gente entrara por el anfiteatro hacia abajo es una locura", ha esgrimido.
Flores ha insistido en que la entrada natural al pabellón Madrid Arena es la de abajo y que el portón es la única evacuación directa de la pista central, por lo que él niega dar la orden de que se abriera dicho portón para que entrara más gente.
Eso sí, ha vuelto a apuntar a la extinta empresa municipal Madridec de la redistribución del recinto y de las entradas. "Hasta las zonas de fumadores nos indican dónde ponerlas. Yo no la pongo ahí por capricho. Madridec es el único responsable de la seguridad del evento y así está firmado", ha apostillado.
LAS URNAS
Miguel Ángel Flores también ha sido requerido sobre las urnas con las entradas localizadas por la Policía días después de la tragedia en un recinto anexo al Madrid Arena, el pabellón Satélite. El recuento judicial determinó que se vendieron 16.791 tickets y no los 9.600 que defendió y sigue defendiendo el promotor.
Flores considera que se trata de casi todas las entradas que ha reconocido hoy que mandó imprimir (17.500) y, por tanto, ha denunciado que las urnas fueron "manipuladas" para introducir estos tickets impresos pero no vendidos. "Las cuentas de 17.500 entradas emitidas, más las vendidas por Internet, más 3.000 que se pudieron haber colado salen 22.000 personas dentro y eso es imposible", ha argumentado.
Flores ha tildado de "ridículo" las acusaciones de que intentó esconder las urnas con las entradas --visto que aparecieron dos semanas después-- y ha apuntado que en el recinto Satélite donde aparecieron no podía entrar, ya que las llaves las tenía Madridec y Seguriber. "Si yo hubiera querido esconder las urnas teníamos un furgón detrás. No estaba en mi cabeza. Mi actitud no es esa", ha dicho.
Por otro lado, el empresario ha apuntado que las urnas llevaban candados y no bridas, pero que algunas que las aparecieron en el Satélite sólo tenías bridas, por lo que cree que "fueron manipuladas".
"Todo el tema de restos de entradas, no vendidas y últimas liquidaciones ha ido a parar ahí y se han introducido en las urnas. Aparecen numeraciones de entradas dentro de las urnas que son posteriores a las que se vendieron", ha añadido.
Por último, preguntado por la juez, Flores ha apuntado que el recinto Satélite, a diferencia del Madrid Arena, no fue precintado tras la tragedia, y que a él tenían acceso y cámaras personal de Madridec y Seguriber, aunque no les ha acusado formalmente de dicha "manipulación".