Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gallardón asegura que nadie le informó del convenio de Madrid 16 con la fundación sucesora de Nóos

El exalcalde de Madrid y exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón ha asegurado, durante la declaración que este jueves ha prestado en calidad de testigo en el juicio del caso Nóos, que nadie le informó del convenio suscrito por la fundación Madrid 16 -que presidía- con la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS), considerada sucesora del Instituto Nóos.
"El patronato de Madrid 16 no fue informado del convenio ni yo tuve la información a nivel individual", ha incidido el testigo, quien sobre las facturas que a lo largo de dos años libró Madrid 16 a la FDCIS por un importe total de hasta 140.000 euros tampoco tuvo conocimiento. "Si no conocíamos el convenio, difícilmente se podía tener conocimiento de las partidas", ha espetado.
Preguntado por la abogada que representa a Manos Limpias en el juicio del caso Nóos, Virginia López Negrete, quien propuso el testimonio de Gallardón, ha manifestado desconocer quién adoptó las decisiones sobre el convenio. "Las funciones del patronato eran las de impulsar la candidatura olímpica de Madrid, por lo que sus miembros tenían plena libertad para adoptar las decisiones oportunas al respecto", ha subrayado.
De hecho, ha recalcado que así pudo actuar, con "plena libertad", la exconsejera delegada de Madrid 16 Mercedes Coghen, única acusada en la vista oral por estos hechos. "No sabíamos que había una retribución acordada con la FDCIS, eso era responsabilidad exclusiva de los miembros de la candidatura", ha insistido.
Las pesquisas apuntan que la fundación madrileña concedió los 140.000 euros a la FDCIS -que según los investigadores fue utilizada para desviar dinero al extranjero- sin haber justificado a qué servicios correspondían. Una cantidad que, en concreto, fue abonada en 18 donaciones de 6.000 a 12.000 euros transferidos mensualmente entre el 31 de octubre de 2007 y el 24 de noviembre de 2009.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)