Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garitano reitera que Igeldo "cumple todos los requisitos que le pide la ley tanto ahora como antes" para su desanexión

Los grupos de la oposición critican la "irresponsabilidad" del diputado general y creen que ha actuado por intereses políticos
El diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano, ha reiterado que la Diputación ha adoptado la decisión sobre la desanexión "con plena competencia y autonomía", al tiempo que ha insistido en que Igeldo "cumple todos los requisitos que le pide la ley tanto ahora como antes", como son la viabilidad económica y el interés público "respetando la voluntad popular".
Garitano ha comparecido en la comisión de Reglamento, Instituciones y Gobierno de las Juntas Generales de Guipúzcoa, en la que ha considerado que "los igeldotarras, los donostiarras y los guipuzcoanos, no se merecen" la polémica surgida en torno a este asunto y ha insistido en que Igeldo "es un municipio de pleno derecho".
En esa línea, ha considerado que la actitud del resto de formaciones supone "poner obstáculos y trabas" y "menospreciar la propia democracia". A su juicio, "en el fondo, todo lo demás consiste en crear polémica y debates falsos por intereses mediáticos y electorales".
Garitano ha reiterado su petición para que se "respete la decisión de los igeldotarras" y ha vuelto a emplazar al resto de partidos a que "actúen con sensatez" y a que no pongan en marcha "ninguna actuación para evitar que Igeldo sea un municipio", sino que todos sean "encauzadores en la transición".
Asimismo, ha precisado que el informe de la Comisión Jurídica Asesora, desfavorable a la segregación, "no es vinculante" y ha remarcado que "los que estamos en puestos de responsabilidad política no somos rehenes de los asesores", al tiempo que ha señalado que el Gobierno foral de Bildu "no ha hecho nada que no hayan hecho antes otros".
Garitano ha asegurado que "otros 48 municipios de las mismas características muestran cada día que Igeldo es viable" y ha señalado que los vecinos "han demostrado que conforman una comunidad activa que puede ser dueña de su futuro", para agregar que las instituciones deben "respetar su voluntad" y criticar que el resto de partidos hayan querido "judicializarla".
Por otro lado, el vicepresidente de la Comisión Jurídica Asesora, Juan Ramón Ciprián, ha explicado que el dictamen de este organismo sobre la desanexión de Igeldo "es preceptivo pero no vinculante" y por ello, en esta ocasión, "la Diputación ha resuelto lo que consideró más acertado".
Tras señalar que "no es posible" revocar el decreto foral de 2010, contrario a la desanexión, al ser un "expediente ya cerrado", ha precisado que únicamente pueden derogarse los que "son desfavorables o gravosos para ambas partes" y "al ser un acto de naturaleza mixta no es posible".
OPOSICIÓN
Los grupos de la oposición han criticado la actitud de Garitano. La portavoz del PSE-EE, Rafaela Romero, le ha advertido de que "camina muy peligrosamente" porque "una revocación de un decreto no se puede tomar por razones políticas".
En esa línea, ha afirmado que entiende que el diputado general "se haya querido marcar un tanto político como izquierda abertzale" en el caso de Igeldo, como en el de la incineradora de Zubieta, y ha lamentado que, en ambos casos, "lo pagarán todos los guipuzcoanos".
Por su parte, el portavoz del PNV, Xabier Ezeizabarrena, ha considerado que la actuación de la Diputación responde "al procedimiento malicioso inventado por Bildu que está fuera de la ley, por el que se toman decisiones en contra de los demás" y ha destacado que el decreto de desanexión está en contra de las Juntas Generales y del Ayuntamiento de San Sebastián.
Tras calificar la actuación de Garitano como "despotismo ilustrado", el juntero jeltzale ha censurado la "irresponsabilidad política" del diputado general al dar "carta de legalidad a algo que no se sostiene".
El portavoz del PP, Juan Carlos Cano, ha afirmado que el discurso de Garitano sobre Igeldo "es de una desfachatez política impresionante" y ha denunciado que "ningún informe jurídico ha respaldado la actuación de la Diputación, pero eso a Bildu y a Garitano le ha dado igual, porque han retorcido el derecho y la ley a su antojo para dar respuesta a su modelo de gobernanza, ése que utiliza el poder ejecutivo al estilo de los gobiernos chavistas, bolivarianos y norcoreanos".
"Garitano está aquí, no para servir a los guipuzcoanos, sino para responder a las necesidades de la izquierda abertzale, para actuar como palanca e instrumento en esa batalla por la hegemonía nacionalista y, en ese camino hacia su objetivo, Igeldo y Donostia son simples medios", ha criticado.