Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gerardo Camps presenta el acto de conciliación con Oltra previo a la querella por presuntas injurias

El exvicepresidente de la Generalitat y exconseller de Economía y Hacienda, el 'popular' Gerardo Camps, ha presentado este viernes en el Juzgado de primera instancia de Valencia la solicitud para la celebración de un acto de conciliación con la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, previa a la interposición de una querella por presuntos delitos de injurias y calumnias.
Así lo ha explicado Camps en una rueda de prensa que ha ofrecido esta tarde en la sede del PPCV para explicar las acciones judiciales y administrativas que ha iniciado después que Oltra anunciara el pasado viernes que el Gobierno valenciano iba a presentar ante la Fiscalía gastos por 553.000 euros en comidas, hoteles y artículos de lujo durante la etapa de Gerardo Camps al frente de la Conselleria de Economía y Hacienda.
En este sentido, Gerardo Camps ha presentado sendos escritos a la Abogacía de la Generalitat y a la Vicepresidencia solicitando una copia del expediente administrativo previo que, según ha explicado, es necesario para que la Abogacía pueda iniciar acciones.
El 'popular' ha criticado que el diputado del PSPV José Muñoz denunció el jueves de la semana pasada un gasto de más de 42.000 euros en restaurantes realizado por el exconseller de Economía y Hacienda, durante cinco años, correspondientes a la caja fija de la Generalitat y a la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV) y a la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) --entidades de que las era el presidente de los consejos de administración-- y, asimismo, habló de un gasto total de 553.000 euros entre las tres.
Sin embargo, ha señalado que al día siguiente Mónica Oltra habló de la misma cuantía global --553.000 euros--, "pero en este caso solamente de SPTCV y ya no sólo por comidas, sino también en hoteles y por artículos de lujo". Al respecto, ha asegurado esta información "coincide con una filtración del 25 de abril" a dos medios de comunicación.
Gerardo Camps se ha preguntado "de dónde sacó el señor Muñoz las facturas", ya que ha indicado que realizó una solicitud de documentación que "aún no ha sido contestada" y también presentó preguntas escritas, a las que entiende que sólo responderían con "una relación de gastos", pero sin la documentación detallada.
POSIBLE DELITO DE REVELACIÓN DE SECRETOS
En este sentido, ha advertido de un posible delito de revelación de secretos porque "en una sociedad pública o privada hay quien tiene el deber de guarda y custodia de los documentos", que "solo lo pueden solicitar el consejo de administración y la junta general". Al respecto, ha destacado que quien recibe esas facturas sin estar autorizado para ello "está cooperando con un delincuente".
Por tanto, ha destacado que Muñoz --con quien presentó el lunes un acto de conciliación previo a una querella-- "tendrá que explicar quién le ha dado las facturas". Además, ha indicado que puede que "alguien diera un paso más y se fue donde estaban archivadas, cogió el papelito y se lo metió en el bolsillo".
Gerardo Camps ha acusado tanto a Muñoz como a Oltra de "intentar engañar a la opinión pública en un momento cercado a la celebración de lecciones" para "intentar que ese mantra de gobierno del PP que no ha sabido gestionar y solo han sido capaces de ser corruptos y despilfarradores se siguiera manteniendo para ellos y para los que se creen tamaña absurda mentira".
En este sentido, los ha tildado de "populistas" y ha denunciado "la persecución política del adversario utilizado los resortes del poder, sin tener en cuenta ni derechos ni garantías y haciéndolo de la manera más burda y torticera que se puede hacer". "Oltra se cree que está en un debate político, sin tener en cuenta la posición que ocupa", ha denunciado Camps, quien considera que "todo está debidamente estudiado y maquinado".
Asimismo, ha indicado que teniendo en cuenta los 42.000 euros en gastos que en cinco años, según Muñoz, él ha pasado a la SPTCV, a Cacsa y a la caja fija de la Conselleria, suponen 8.400 euros al año y entre una media de diez comensales, 840 euros. Por tanto, "16 euros a la semana; y si se suma la totalidad de los que comían conmigo, 161 euros". "Si fuera demagogo diría que con 16 o con 161 euros no se hace ningún colegio, instituto, hospital, centro de salud o residencia para la tercera edad", ha manifestado.
GASTOS DE BIÓLOGOS DEL OCEANOGRÀFIC
En cualquier caso, ha dicho tener el "pleno convencimiento" de que "esos 553.000 euros de gastos en comidas en restaurantes de lujos son la totalidad de gastos de manutención de la SPTCV, de Cacsa y de la caja fija de la Conselleria". A modo de ejemplo, ha indicado que cuando "los biólogos del Ocenogràfic tienen que ir a recoger focas marinas y tardan dos o tres días", pasan dietas por ejercicio de sus funciones.
También ha hecho hincapié en que los gastos son supervisados por empleados públicos y ha resaltado que "actúan como la ley determina". Del mismo modo, ha destacado que las facturas de las sociedad pública se someten a una auditoría de una empresa externa y a la Sindicatura de Comptes y se mostrado "seguro" de que "los auditores no han cometido ni un error".