Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno canario admite que puede haber descenso de turistas y espera que la UE despeje las "incógnitas"

El viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Cristóbal de la Rosa, ha admitido este viernes que a medio plazo "es posible" que se note un descenso en la llegada de turistas británicos al archipiélago debido a la depreciación de la libra y por tanto, al encarecimiento de las vacaciones.
En declaraciones al programa 'Nada que ver' dirigido por José Luis Martín en '7.7 Radio' y recogidas por Europa Press, ha comentado que los británicos que quieran viajar a territorios europeos "van a tener que pagar más y eso significa menos ventas, por lo que habrá gente que se lo piense".
De la Rosa ha señalado que el impacto real en el mercado turístico británico --principal cliente de las islas con más de 3,8 millones de visitantes-- dependerá del tipo de acuerdo al que se llegue entre la UE y las autoridades británicas en cuanto a visados o libre circulación, por lo que espera que se despejen las "incógnitas" en los próximos meses.
De hecho, ha señalado que el Ejecutivo maneja "un plan B" por si la caída del mercado británico fuera muy acusada, con "cambios" en la estrategia promocional que podrían empezar a verse en la World Travel Market de final de año. "Intentaremos reaccionar y la ventaja es que nos puede compensar la subida de otros mercados", ha comentado.
No obstante, ha señalado que en el segmento de mercado de alto poder adquisitivo no habrá muchas pérdidas porque los británicos consideran que las vacaciones "son un gasto necesario" y Canarias es una marca "bien implantada" en Reino Unido.
Sobre los canarios que viven en Reino Unido, ha augurado que todo va a ser "más difícil" porque probablemente necesitarán permisos de trabajo y de residencia y algunos se plantearán si continuar viviendo allí. "Todo lo que sea poner barreras a las personas y que no tengamos relaciones fluidas, es malo", ha apuntado.
De la Rosa ha lamentado que la campaña del 'Brexit' se haya basado en la inmigración y la "separación" entre las personas cuando en su opinión, los europeos tienen que estar "más juntos", y ha advertido de que la UE está en una "encrucijada" en la que debe tomar decisiones que la vinculen con los ciudadanos. "Espero que nos pongamos serios para construir un gran país que es Europa", ha apuntado.