Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno en funciones podría aprobar el aumento de militares en Irak para luchar contra el Estado Islámico

La decisión final se tomará en julio, en la reunión que los países miembros de la coalición internacional mantendrán en Washington
El Gobierno en funciones podría aprobar en los próximos meses un aumento del contingente desplegado en Irak, ya que es una de las posibilidades que contempla la coalición internacional contra el Estado Islámico. En concreto, serían unos 100 efectivos que se sumarían a los 300 que desde enero de 2015 entrenan al Ejército iraquí para combatir al grupo terrorista en el norte del país.
Fuentes del Ministerio de Defensa consultadas por Europa Press han remarcado que cualquier cambio en la naturaleza de la misión en Irak o un aumento tan significativo de tropas requiere la autorización del Congreso, si bien han indicado que, aunque las Cortes ya se han disuelto por la convocatoria de elecciones el 26 de junio, esta labor podría desempeñarla la Diputación Permanente.
Según el plan que contempla el Estado Mayor de la Defensa, a los alrededor de 300 instructores militares que se encuentran en Irak desde hace casi un año y medio se sumarían seis miembros de la Brigada de Sanidad para formar a médicos militares y 25 guardias civiles para entrenar a las fuerzas de seguridad del país árabe. El envío de esta treintena de efectivos implicaría también el despliegue de más personal de seguridad y de apoyo a la misión, lo que elevaría el número a aproximadamente un centenar.
REUNIÓN DE LA COALICIÓN INTERNACIONAL
El compromiso de España con la coalición contra el Estado Islámico ha sido puesto de manifiesto este miércoles por el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, durante la reunión que han celebrado los principales países contribuyentes de la coalición en la sede que el Mando de Estados Unidos para Europa (US EUCOM) tiene en la localidad germana de Stuttgart.
Los ministros de Defensa de estos países --concretamente Alemania, Australia, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Países Bajos, Italia, Noruega, Nueva Zelanda y Reino Unido-- han hecho balance de la situación actual y los logros alcanzados en la lucha contra el grupo terrorista, poniendo de manifiesto el apoyo multinacional a nivel operacional y la eficacia de las actividades de adiestramiento.
A continuación, han abordado la futura estrategia a seguir en Siria e Irak, el refuerzo de los recursos y capacidades aún no cubiertos por la coalición, así como la expansión global y la financiación del Estado Islámico de cara a la próxima reunión ministerial que tendrá lugar en julio en Washington.
Tras el encuentro, Morenés ha explicado que España podría incrementar sus trabajos en áreas en las que ya está activo en el marco de esta coalición, como son la formación de tropas y fuerzas de seguridad, la salud y la sanidad, así como la desactivación de explosivos.
Además, el ministro en funciones ha recordado que todo lo que España está haciendo en la actualidad en el marco de esta coalición, que implica a unos 300 militares destinados a tareas de formación, está dentro del mandato que el anterior Parlamento concedió al Gobierno, pero que nuevas decisiones al respecto precisarían la aprobación del Legislativo.
Al término de la reunión, los ministros de Defensa han emitido un comunicado conjunto en el que han reiterado el compromiso de los respectivos gobiernos para contribuir en diversas formas a los esfuerzos de estabilización civil.
Tras reconocer las necesidades de importantes recursos en el esfuerzo de estabilización y el desafío que supone la necesidad de financiación, los ministros han indicado que "estos esfuerzos no son tareas específicamente militares, pero su éxito es esencial para el resultado final de la campaña militar".
La próxima conferencia de planificación de la coalición analizará opciones para la siguiente fase de la operación, que se centrará previsiblemente en el desarrollo a más largo plazo de los socios locales para prevenir un resurgimiento del Estado Islámico u otras organizaciones extremistas violentas en la zona.
CUATRO BRIGADAS, UNA DE ELLAS ACORAZADA
Desde enero de 2015, las tropas españolas han adiestrado a más de 4.500 militares de tres brigadas iraquíes. Asimismo, ha finalizado la preparación de una brigada acorazada, la primera de estas características entrenada por la coalición, y se ha iniciado la formación de una nueva brigada mecanizada.
Además, dentro de la iniciativa de la OTAN sobre el desarrollo de capacidades para Irak, se ha iniciado la formación en Jordania de militares iraquíes contra artefactos explosivos improvisados (IED), con participación del personal del Centro de Excelencia contra esta amenaza con sede en Hoyo de Manzanares.