Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno balear dice que su "única intención" es que el trilingüismo se aplique de la forma "más consensuada posible"

El Gobierno balear ha destacado este viernes que su "única intención" en materia educativa es que el trilingüismo se aplique en la comunidad de la manera "más consensuada posible" y que en septiembre no haya centros con proyectos educativos "todavía en el aire".
Así se ha manifestado la portavoz del Ejecutivo balear, Núria Riera, quien ha asegurado que el Ejecutivo balear está "muy preocupado y ocupado" durante esta legislatura en materia educativa y que, por ello, ha alcanzado "grandes acuerdos" como el pacto de interinos o la "flexibilización" del TIL y ha celebrado diferentes mesas sectoriales y mesas y grupos técnicos para mejorar las condiciones de los docentes.
Riera ha destacado la "disposición total" del Gobierno balear para negociar cualquier tipo de mejora" educativa y ha recordado su compromiso con la aplicación del trilingüismo en las aulas. "Lo importante es seguir llegando a esos consensos, pensar siempre en la educación de los niños y en la seguridad que deben tener los padres, la única intención de la Consejería es que la aplicación se haga lo más consensuada posible", ha manifestado.
Lo que ha hecho la Consejería, según ha explicado la portavoz, "responde a esa voluntad y es que los centros que no tengan el proyecto, la inspección debe analizar y valorar y darles validez a efectos de ya para que los padres sepan qué proyectos van a tener sus hijos en el centro y no tener en septiembre proyectos todavía al aire, garantizar que los niños tengan una aplicación correcta y completa del trilingüismo".
En cuanto a la posible convocatoria de huelga, Riera no ha querido hacer "valoraciones previas" para "ver cómo evoluciona". En cualquier caso, ha señalado que "por encima de todo" se debe respetar el derecho a la educación de los niños.
Así, ha apelado a la responsabilidad de todos los agentes implicados para que los alumnos tengan una "educación correcta". "Apelar a la responsabilidad y esperar que estos últimos meses de negocicacion continúen en esa misma línea, con la seguridad de que se aplique correctamente el proyecto TIL para garantizar las mejores competencias", ha concluido.