Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve víctimas de terrorismo reciben a título póstumo la Gran Cruz de la Orden de Reconocimiento Civil

El Consejo de Ministros ha concedido a título póstumo la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a nueve víctimas de terrorismo, tanto de ETA como del GRAPO o los islamistas.
En la lista figuran cuatro personas que murieron en el incendio del Hotel Corona de Aragón, ocurrido en julio de 1979 y que las asociaciones de víctimas achacan a ETA aunque no está reconocido oficialmente. Se trata de Juan Francisco Juan Martínez, Juan Ángel Castellini, Blanca Iris Carllinni y Eugenio Lorenzo Francisco Díaz Iglesias.
También han sido condecoradas dos víctimas de los GRAPO --Antonio Castelló Vital, guardia jurado asesinado en un atraco en Valencia en 1979, y D. CASIMIRO GONZÁLEZ REYES, cabo de la Guardia Civil asesinado en Madrid ese mismo año-- y dos del terrorismo islámico: Juan Andrés Suárez García, brigada fallecido en Afganistán en 2008, y Teresa Esquivias Ugena, funcionaria de la embajada española en Bagdad que falleció como consecuencia de un atentado perpetrado en 2010 en la capital iraquí.
El último de los condecorados es Esteban Manuel Pérez Fernández, que murió en mayo de 1975 en El Aaiyun (Sáhara Occidental) en un atentado con bomba.