Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Granados admitió que utilizó el yate de López Madrid, con el que tiene "una amistad de 25 años"

El exsecretario general del PP en Madrid Francisco Granados admitió ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco el pasado mes de octubre haber estado en varias ocasiones en el yate "Myriam" con amarre en Palma de Mallorca propiedad de Javier López Madrid, yerno del empresario Juan Miguel Villar Mir.
Velasco, que ordenó este jueves el registro del domicilio y dos despachos de López Madrid, le vincula con una presunta financiación irregular del PP articulada a través de pagos al exgerente de la formación en la comunidad autónoma, Beltrán Gutiérrez. La Guardia Civil registró también el despacho empleado por este último en la primera planta de la sede 'popular' en la calle Génova.
El magistrado sospecha que la embarcación fue puesta a disposición de los cerebros de la trama 'Púnica'. Según se desprende de su declaración, Granados admite una amistad con López Madrid de más de 25 años, lo que justificaría su presencia en la embarcación en algunas ocasiones aunque sin que éste le hubiera cobrado en ninguna ocasión, cosa que según el imputado el empresario sí habría hecho en alguna ocasión con otros amigos.
"Es verdad que en alguna ocasión Javier intenta "chartear" el barco, compartir gastos con los amigos que vayan, pero a mí Javier nunca me ha cobrado nada aunque siempre está con la broma de que me tiene que cobrar", admitió Granados a preguntas de la fiscal Carmen García durante su declaración judicial.
Dijo también conocer a Eduardo Gaitán, capitán de la embarcación que habría declarado sobre el uso habitual que tanto Granados como el también presunto líder de la trama David Marjaliza hacían de la embarcación.
"He ido allí algunas veces porque Javier me ha invitado", señala Granados, y concreta que no ha estado en el yate más que en contadas ocasiones. "Este año no he ido, el año pasado (por 2013) dos veces y el anterior otras dos", concretó el imputado, para añadir que la embarcación lleva el nombre de la hermana de López Madrid y que lo heredaron los tres hermanos de su padre Germán.
También a preguntas de la fiscal el exdirigente popular niega conocer que su amigo Marjaliza haya adquirido la embarcación. "No creo, no lo sé, no me consta que se haya hecho con el barco, igual se lo ha comprado y yo no lo sé o se me ha olvidado", apuntó entonces al juez.