Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El máximo líder de Hizbulá acepta los resultados de las elecciones parlamentarias libanesas

El máximo dirigente de Hizbulá, Hasan Nasralá. EFE/Archivotelecinco.es
El máximo dirigente de Hizbulá, Hasan Nasralá, aceptó hoy los resultados de las elecciones parlamentarias libanesas, celebradas ayer, domingo, en las que la coalición, encabezada por su grupo, fue derrotada por la alianza prooccidental.
"Aceptamos los resultados anunciados por el ministro de Interior (Ziad Barud) con un espíritu deportivo y democrático", dijo Nasralá en un discurso transmitido por las televisiones libanesas.
Con 71 escaños, la coalición política prooccidental ganó las elecciones y revalidó así su mayoría, frente a la alianza prosiria de Hizbulá, que se hizo con 57 asientos en el Parlamento, según el recuento oficial, difundido hoy.
A pesar de su aceptación de los resultados y felicitar a sus oponentes, Nasralá denunció irregularidades durante los comicios como "el pago de enormes cantidades de dinero" por parte de los contendientes para influir en los votantes y las injerencias extranjeras "anunciadas y claras".
Además, se quejó de "las acusaciones y mentiras", presentes en la campaña electoral, "destinadas a dar miedo a la opinión pública", y de las instigaciones sectarias, e incluso racistas.
También, denunció que durante la campaña ha habido dos mentiras, "la primera que la abstención no permitiría la celebración de las elecciones" y la segunda, que se cuestionara que los comicios se celebraran con la presencia de las armas de la Resistencia, brazo armado de Hizbulá.
Según Nasralá, ambas mentiras han caído porque las elecciones se celebraron con normalidad y seguridad.
El religioso chií explicó que "el objetivo de la Resistencia en las elecciones era conseguir la mayoría parlamentaria para llevar a cabo un proyecto de reformas, y no para conseguir más poder" y anunció que insistirán en su proyecto político, "aunque sea fuera del Parlamento".
En cuanto a las armas, Nasralá afirmó que el arsenal de la Resistencia "no es para imponer realidades políticas y la prueba de esto es que en las elecciones, que son el acto político más importante, no se han utilizado".
Para el dirigente del grupo chií, "las armas son el derecho político más importante, incluso más que las elecciones".