Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ICV-EUiA aprecia que el conflicto político será también "democrático" tras el Congreso

La portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Dolors Camats, ha avanzado este lunes que el actual conflicto político que existe entre Cataluña y España se convertirá también en un "conflicto democrático" tras el debate que se producirá este martes en el Congreso de los Diputados sobre la petición del Parlamento catalán de celebrar una consulta de autodeterminación.
"Lo que es un conflicto político, al día siguiente se habrá convertido también en un conflicto democrático", ha augurado Camats, sobre un debate que ha considerado que tiene una gran trascendencia y que, pese a la previsible negativa de la mayoría de la cámara, no supondrá el punto y final de la reclamación catalana porque la consulta cuenta con un apoyo social mayoritario, ha reivindicado.
El conflicto, a su entender, se sitúa entre los que plantean diálogo y pacto y aquellos que tienen "el 'no' como única respuesta y el 'no puedo' o 'no quiero' como única propuesta", una actitud que ha atribuido exclusivamente a PP y PSOE porque sí hay partidos políticos y una parte de la sociedad española que entiende que permitir la consulta es un estricto ejercicio de democracia, ha señalado.
Camats ha subrayado que ICV-EUiA enviará al Congreso a una delegación de ocho personas, encabezada por el líder del grupo en el Parlament, Joan Herrera, y ella misma, como demostración también de la trascendencia que dan a este debate, si bien no ha valorado que no acudan los líderes de CiU y ERC, Artur Mas y Oriol Junqueras, respectivamente.
En todo caso, ha afirmado que la representación del Parlament "va más allá de los tres grupos" políticos que la defenderán, dado que también hay diputados de otros partidos con presencia en la cámara catalana que no participarán en el debate y existe una mayoría social en Catalunya que avala el proceso.
Ante el previsible resultado de la votación, no obstante, ha considerado que el proceso soberanista no se parará porque la gran mayoría de la sociedad quiere votar el 9 de noviembre, aunque ha advertido que la consulta "no tiene sucedáneos ni sustitutivos" y por tanto unas elecciones plebiscitarias no tendrían sentido.
Por ello, ha indicado que si el marco legal español no permite la votación existirá la necesidad de crear un marco legal propio que habrá que acordar y pactar entre los diferentes grupos que dan apoyo al proceso: "La ley de consultas puede ser el instrumento, pero es obvio que la querremos acordar", ha avanzado.
PRESENCIA DE MAS
Sobre la no asistencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas, Camats ha evitado criticar su ausencia y se ha limitado a remarcar que como ICV-EUiA le da a este debate una gran importancia acudirán los principales líderes de su formación, aunque también ha subrayado que lo que le da relevancia al debate "no es solo la presencia de unos u otros".
Así, ha asegurado que los tres parlamentarios que intervendrán en el Congreso han recibido numerosas muestras de apoyo en los últimos días, y ha destacado que cuando se decidió que la representación catalana estuviera formada por Jordi Turull (CiU), Marta Rovira (ERC) y Herrera (ICV-EUiA) ya señalaron que les parecía una decisión "idónea".