Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU ampliará su querella contra el PP para imputar a Cospedal u otro dirigente por destrucción de pruebas

Lara espera que el juez Ruz "tome nota" de la frase "hay cosas que no se pueden demostrar" pronunciada por Rajoy sobre el 'caso Bárcenas'
El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, ha avanzado este viernes que su partido tiene previsto ampliar su querella contra el PP para imputarle un delito de destrucción de pruebas por el borrado de discos duros de los ordenadores que el ex tesorero Luis Bárcenas utilizó en la sede de la calle Génova de Madrid.
Su duda es a quién se atribuye la responsabilidad de la custodia de esas pruebas, si la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, que en su día aseguró que los ordenadores de Bárcenas estaban en poder del partido, o alguno de los vicesecretarios generales. De eso depende a quién señalan en la ampliación de su querella.
ESTÁN BUSCANDO AL RESPONSABLE DIRECTO
"Estamos buscando a la persona concreta que tendría la responsabilidad de custodiar los ordenadores de Bárcenas para presentar la querella completa", ha dicho el líder de IU en una rueda de prensa en el Congreso.
Además, ha señalado que la federación también está analizando la posibilidad de pedir al juez instructor de la causa, Pablo Ruz, que llame a declarar como testigo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que diga ante la justicia lo que dijo el pasado 1 de agosto ante el Pleno del Congreso.
El objetivo último de estas actuaciones judiciales, según ha justificado Lara, es conocer si ha habido financiación ilegal en el PP, si se ha hecho 'dumping' a los empresarios "honestos que no han pasado sobres" para que las administraciones les conceda determinadas obras y si el PP ha ganado las elecciones con fondos ilegales, con lo que estaría gobernando "en ilegalidad".
En este sentido, se ha referido a la entrevista que el jefe del Ejecutivo ha concedido a Bloomberg TV durante su estancia en Nueva York, donde aseguró sobre el 'caso Bárcenas' que "hay cosas que no se pueden demostrar" cuando la periodista le preguntó si se planteaba dimitir si se demostraba que sus tres campañas electorales se financiaron con dinero negro.
Cayo Lara cree que esa frase "le delata" porque viene a evidenciar que en el PP están intentando "tapar" la trama de corrupción y de ahí que destruya los discos duros de los ordenadores de Bárcenas, las cintas de la videocámara de su sede en Madrid y los libros de registro de entrada al partido.
Pero, además, ha denunciado que el partido de Mariano Rajoy trate de "expulsar" a IU de la causa y de "taparle la boca" en el Parlamento vetando sus mociones, y todo con fin de que la trama de corrupción del partido "no vea la luz" y de que el juez "no tenga pruebas suficientes para condenarlos".
ESA FRASE LE INCRIMINARÁ EN EL FUTURO
Lara ha abundado en que la frase pronunciada por el presidente del Gobierno en el citado canal de televisión neoyorkino le "incriminará" en el futuro y ha mostrado su deseo de que el juez haya "tomado nota" de la misma porque tiene "mucho que ver" con su voluntad de "entorpecer" la acción de la justicia.
Dicho esto, no ha pasado por alto la polémica suscitada sobre la posible presión que Moncloa pudiera haber hecho a Bloomberg TV para que no emitiera las preguntas relacionadas con la corrupción que le había formulado a Rajoy en su entrevista.
Lara ha censurado en primer lugar que Rajoy cada vez se vaya más lejos a hacer declaraciones --"Esperemos que la 'marca España' no sea la 'marca Rajoy'", ha comentado-- y ha tachado de "tremendo" que el presidente pensara que la prensa internacional tiene una escala de valores diferente.