Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU reivindica la vuelta a un Estado republicano para "frenar" el proceso de "transformación social regresiva"

Garzón ha reclamado una democracia que signifique "participación" y que haga referencia a los derechos "que nos están arrebatando"
El diputado nacional de Izquierda Unida Alberto Garzón ha reivindicado este lunes una alternativa constituyente que desemboque en la III República y que sirva para "frenar" el proceso actual de "transformación social regresiva", y establecer nuevas reglas del juego "en las que se participe de forma continua por parte de la ciudadanía en los asuntos de Estado y de la administración pública".
Así se ha manifestado Garzón en Málaga durante un acto para conmemorar el 83 aniversario de la proclamación de la II República, y al que ha asistido junto con la responsable provincial de Política Institucional de IU, Antonia Morillas.
En su intervención, Garzón ha criticado que "se están dejando sin fuerza las garantías positivas de la Constitución", y ha expresado el deseo de su formación de construir una III República "que signifique participación" y que haga referencia a "todos los derechos sociales y económicos que nos están arrebatando". "Dos elementos que se están reivindicando también en la calle", ha señalado.
Se trata, según ha defendido, de "entender la democracia no como un simple voto cada cuatro años, limitando de esa forma al ciudadano a ser un sujeto pasivo durante la legislatura".
Por otro lado, ha afirmado que "vemos en el símbolo de la República un camino de solución para la crisis actual", reclamando que la forma de gobierno republicana "hace referencia a todos los derechos sociales y económicos que nos están robando después de tantas décadas de luchas que han permitido ir constituyendo un mínimo de derechos sociales".
En este punto, ha insistido en que la educación y la sanidad públicas, las prestaciones sociales y derechos civiles "están siendo evaporados por designios y por imposición clara del poder económico que considera que son derechos que sobran".
Por ello, ha explicado, desde IU se ha planteado "un frente amplio de izquierdas para constituir la III Republica, lo antes posible, porque creemos que logrará frenar los procesos de ajuste neoliberal impulsados por la Troika y que se transforma finalmente en recortes en los derechos conquistados".
En este contexto, Garzón ha subrayado que, en estos últimos meses en los que "se ha hablado tanto de la Transición para intentar recuperar, de nuevo, falsos consensos", es importante que la ciudadanía "recuerde que ya hubo una democracia previa a la de 1978, que fue la de la II República, y que fue abortada por un golpe de Estado que desembocó en la dictadura franquista, abortando también los derechos sociales que empezaban a constituirse".
Así, ha considerado que "un pueblo libre tiene que recordar su memoria, porque de otra forma no sería libre", añadiendo que el 14 de abril debe servir además para, "pensando siempre en el futuro, partir de esas enseñanzas históricas".
"Más temprano que tarde tendremos una III República en España que permita a los ciudadanos hacer política y participar en las decisiones, y dejar atrás la política del clientelismo, amiguismo, enchufismo y de las burbujas económicas que nos han traído hasta esta crisis tan grave que está asolando nuestra sociedad", ha concluido.
Por su parte, Morillas ha insistido en que buena parte de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución "han quedado en papel mojado o no se han desarrollado", sobre todo después de la entrada en vigor del artículo 135, "que ha suspendido todos esos derechos conquistados por la lucha del movimiento obrero".
En palabras de Morillas, la II República "supuso avances en derechos sociales y laborales, que se vieron truncados por el golpe de estado fascista que trajo miles de muertos, innumerables perseguidos y más de 4.000 fusilados en las tapias del cementerio de San Rafael".
Del mismo modo, la coalición ha hecho también un llamamiento para recuperar la memoria democrática de los vencidos durante la Guerra Civil, "que no tuvieron símbolos ni homenajes".
Así, Morillas ha anunciado que el grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Málaga presentará una moción para que los jardines ubicados en el lateral del Consistorio, que llevan el nombre de Pedro Luis Alonso, alcalde durante la dictadura, sean renombrados como 'Eugenio Entrambasaguas', último alcalde de la Málaga republicana, fusilado en 1936.