Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ibarretxe afirma que el "único punto" del programa del PSE es desalojar al PNV

Ibarretxe ha cerrado un acto electoral del PNV celebrado en el cubo pequeño del Centro Kursaal de la capital guipuzcoana, en el que han intervenido también el presidente del partido, Iñigo Urkullu, y el cabeza de lista por Guipúzcoa, Joseba Egibar.
El lehendakari ha advertido de que el PSE/EE intentará gobernar Euskadi con el "apoyo externo" del PP, a la inversa de lo que ocurre en Navarra, por lo que ha reclamado a los votantes nacionalistas que "despierten" para "dar la vuelta" a la situación y evitar que los dos partidos constitucionalistas sumen mayoría absoluta en el Parlamento Vasco.
Ha explicado que los socialistas han utilizado la Ley de Partidos con "cálculos electorales" tanto en 2005, cuando permitieron que se presentara la izquierda abertzale "para quitar la mayoría absoluta al tripartito", como ahora, al impedir que D3M concurra y así intentar asegurarse la mayoría absoluta con los votos del PP.
El candidato ha afirmado que el líder socialista, Patxi López, gobernará según los intereses de su partido en Madrid, tras lo que ha abogado por "mantener aquí los centros de decisión" para poder gestionar mejor los recursos y hacer frente a la crisis económica de manera más eficaz.
Pese a sostener que la situación económica y social en Euskadi es mejor que en España, Ibarretxe ha subrayado que a los vascos aún les falta "la paz" y que para obtenerla "hay que trabajarla" mediante la defensa del respeto de "todos los derechos humanos para todas las personas".
Por su parte, Iñigo Urkullu ha dedicado su discurso a advertir que si Patxi López es elegido lehendakari "gobernará en Euskadi pero desde Madrid" porque "se debe primero a José Luis Rodríguez Zapatero", y la prioridad del PSOE es asegurar que el presidente del Gobierno "siga en la Moncloa".