Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iceta (PSC) cree que el PP debe intentar gobernar aunque el socialismo no lo facilitará

"Si el primer partido no consigue la investidura ya hablaremos"
El líder del PSC, Miquel Iceta, ha afirmado este lunes que corresponde al PP intentar formar gobierno al ganar las elecciones, para "mantener un escrupuloso respeto a los procedimientos y a los tiempos de las cosas", aunque ha insistido en que los socialistas no lo apoyarán.
Ha remarcado en rueda de prensa que la democracia tiene reglas que conviene respetar, por lo que toca al PP intentar la investidura, también para que los ciudadanos vean que sus decisiones tienen efectos y consecuencias lógicas, y ha añadido: "Si el primer partido no consigue la investidura, ya hablaremos".
Iceta, que descarta repetir elecciones, ha reconocido que los resultados del PSC han sido malos, ha insistido en que es necesario que "los capítulos de este libro se hagan por orden", y ha garantizado que a los socialistas no les da miedo estar en la oposición y que el PSC ya está acostumbrado a estarlo, como en la última legislatura.
Ha sostenido que los socialistas pueden desempeñar un importante papel desde la oposición controlando al Gobierno y construyendo una alternativa, y ha dicho que el candidato del PSOE, Pedro Sánchez --con quien ya ha hablado--, es "consciente de la situación política, de las dificultades que se han afrontado en el proceso electoral y de la situación del país".
Sobre la posibilidad de que los socialistas faciliten un gobierno del PP y las declaraciones del presidente de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández Vara, Iceta ha dicho que son "muy cuidadosos" y tratan de mantener siempre la cohesión en base a lo que marca el comité federal del PSOE.
PODEMOS Y UNA IZQUIERDA DÉBIL
Ha lamentado que los socialistas son más débiles en el Congreso ahora que tras los comicios del 20 de diciembre porque, "en un momento determinado alguien pensó que una segunda oportunidad les podría beneficiar a ellos, y finalmente han beneficiado al PP".
Iceta ha agregado que la izquierda en general es más débil ahora en el Congreso y ha criticado que algunos "estaban decididos a hacer un 'sorpasso' que finalmente no han hecho", en alusión a Podemos, tras lo cual ha defendido que es posible reformar España pese a que ERC y CDC lo nieguen.
CATALUÑA
Ha añadido que él tiene una visión más larga de los procesos históricos y está convencido de que habrá reformas --confía en que sean profundas y acertadas--: "Los que quieren la independencia no necesitan argumentos. Quieren la independencia y la quieren ya".
Preguntado por las declaraciones sobre Catalunya de la dirigente socialista y presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha respondido: "Cataluña no quiere privilegios, quiere justicia, y lo seguiremos planteando. Seguiremos reivindicando un mejor autogobierno y financiación".
Ha felicitado a EnComúPodem por ganar en Cataluña y también al PP por hacerlo en toda España, algo que atribuye a que se ha producido un voto conservador "en un contexto de incertidumbre internacional y económico y del miedo a una victoria de Podemos".
MAL RESULTADO, NO CATASTRÓFICO
Ha reconocido que el resultado del PSC ha sido "malo" e insuficiente: ha sido tercero en votos y ha crecido en porcentaje --del 15,6% al 16,1%--, pero ha bajado a cuarta fuerza y ha perdido un diputado, en Lleida --hecho que considera el más doloroso-- cuando aspiraba a no ver reducida su representación, de ocho escaños el 20D y de siete en el 26J.
"El resultado socialista no es bueno, pero no se puede decir, ni mucho menos, que es catastrófico", según él, y ha criticado que el sistema electoral provoca unas distorsiones que desfiguran los resultados --el PSC ha logrado más votos que CDC pero un diputado menos--, y ha lamentado el descenso en la participación.