Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Instituciones y todas las formaciones políticas de forma unánime homenajean en san Sebastián a víctimas del terrorismo

Las víctimas agradecen el apoyo de este tipo de actos y apelan a la "memoria, reconocimiento" y la autocrítica para "seguir adelante"
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido en San Sebastián el acto de reconocimiento institucional a las víctimas del terrorismo que ha unido a representantes institucionales, miembros de todas las formaciones políticas y una treintena de víctimas bajo el lema Su vacío forma parte esencial de la construcción del futuro'.
El acto, sin discursos, ha tenido lugar a las doce del mediodía junto a la escultura de Jorge Oteiza 'Construcción Vacía-Eraikuntza hutsa', en el Paseo Nuevo de la capital guipuzcoana, coincidiendo con la conmemoración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo.
Los concentrados, han permanecido unos diez minutos en silencio, mientras una formación musical de Musikene interpretaba el Cuarteto para cuerda, n.º 14 en re menor, más conocido como 'La muerte y la doncella' de Franz Schubert.
En el homenaje han estado presentes, además de Urkullu, consejeros del Gobierno vasco como Josu Erkoreka, Ángel Toña, Arantxa Tapia, Estefanía Beltrán de Heredia, Ana Oregi, o Jon Darpón. También los tres diputados generales de Gipuzkoa, Álava y Bizkaia - Markel Olano, Ramiro González y Unai Rementeria-, los alcaldes de las tres capitales vascas - Eneko Goia, Gorka Urtaran y Juan María Aburto-, y la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería.
Asimismo, han acudido al acto diputados forales de Gipuzkoa como Imanol Lasa o Denis Itxaso, la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia Ana Otadui, el director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, el secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, la directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Aintzane Ezenarro, y ediles donostiarras encabezados por sus portavoces Ernesto Gasco (PSE-EE), Amaia Almirall (EH Bildu), Miren Albistur (PP), o Amaia Martin (Irabazi Donostia).
El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, el máximo dirigente del GBB, Joseba Egibar, el presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Semper, o el parlametario del PSE-EE José Antonio Pastor, o la secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba, han sido algunos de los representantes políticos que han acompañado a la treintena de víctimas que han tomado parte en el evento entre las que se encontraban Gorka Landaburu, Caty Romero, Amaia Guridi, Dori Monasterio, Pili Zabala, o Laura Martín, entre otras.
Esta convocatoria se enmarca en las iniciativas de contribución a la Capitalidad Europea de la Cultura 2016. El Gobierno vasco, convocante de este homenaje, busca "hacer visible la solidaridad con las víctimas y la importancia de su mensaje para la convivencia".
Los objetivos explícitos de este encuentro son, en primer lugar, recordar a todas las víctimas del terrorismo y expresarles su solidaridad "reconociendo el sufrimiento injusto que padecieron". En segundo lugar, promover un encuentro "de unión entre víctimas y sociedad, con una mirada crítica al pasado y de esperanza en el futuro".
Una vez finalizado el acto, en declaraciones a los periodistas, Jonan Fernández ha agradecido en nombre del Gobierno vasco la participación de las víctimas en este acto, así como a instituciones y ciudadanos y ha afirmado que "muchas veces las palabras sobran y una imagen y un silencio vale más que mil palabras".
"Hoy hemos tenido un silencio y una imagen de unidad, probablemente sin precedentes, y eso es lo que hay que subrayar porque simboliza el futuro que debemos construir", ha resaltado.
VÍCTIMAS
Por su parte, el periodista y víctima de ETA Gorka Landaburu ha destacado la importancia de la asistencia de representantes de todos los partidos, así como de "víctimas de ETA, del GAL, de la Guardia Civil". A su juicio, "la memoria es muy importante".
"Ahora estamos en tiempos nuevos, dicen que va a haber cambios, ETA ya ha desaparecido aunque tiene que disolverse definitivamente pero creo que es el momento de la reflexión, de que entre todos ver cómo vamos a caminar hacia el futuro", ha manifestado.
En su opinión, es necesario "seguir hacia adelante" pero "con un retrovisor que se llama memoria". "Cada uno que haga los deberes que tiene que hacer, muchos tienen que hacer autocrítica sincera empezando por ETA y la Izquierda Abertzale y a partir de ahí vendrán nuevos tiempos. Nunca vamos a olvidar pero tenemos que avanzar", ha expresado.
Dori Monasterio, hija de Fermín Monasterio, la primera víctima civil de ETA, ha considerado que este acto y todos los que se hacen "son muy importantes para todas las víctimas".
"Son actos que nos reconfortan, porque además nos juntamos víctimas de todo tipo de terrorismo del GAL, de abusos policiales, de ETA, del 11M", ha asegurado, al tiempo que ha insistido en la importancia de que tanto las instituciones como la sociedad "no olviden" y apoyen estas iniciativas ya que "a veces nos sentimos muy solos".
Pili Zabala, hermana de la víctima de los GAL José Ignacio Zabala, por su parte, ha expresado que en este tipo de actos piensa en "cuánta gente todavía que no es considerada víctima falta por venir" y por ello ha pedido que se trabaje para que "se siga reconociendo a personas que todavía no son consideradas víctimas y que se les invite también a acudir a estos encuentros para poder entre todos construir una Euskal Herria sana, que permita la paz, la convivencia y la reconciliación entre todos y que sea definitiva y equitativa".