Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irak y Ucrania recibirán asesoramiento en España sobre lucha contra artefactos explosivos improvisados

Expertos de 11 países integran el Centro de Excelencia que se ubica en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares
El Centro de Excelencia Contra Artefactos Explosivos Improvisados, con sede en la localidad de Hoyo de Manzanares (Madrid), va a ofrecer asesoramiento y formación a fuerzas de seguridad y fuerzas armadas de países en conflicto, tales como Irak o Ucrania, así como de otros como Jordania, Túnez, Egipto y Kenia.
La formación se impartirá en distintos cursos tanto en las instalaciones del centro en Hoyo de Manzanares como en el país que reclama este asesoramiento e irá dirigida fundamentalmente a aquellas autoridades que se encargan de la lucha contra este tipo de ataques mediante explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés). En algunos países son las fuerzas policiales y en otros, el ejército.
Los IED son artefactos fabricados de forma artesanal con productos explosivos para asesinar y/o causar daños. Puede incorporar municiones militares, pero normalmente se construye con componentes no militares. Según el Estado Mayor de la Defensa, se trata de artefactos baratos, ya que la mayoría de sus componentes son fáciles de encontrar, y relativamente sencillos de construir y colocar.
51.000 MUERTES EN 2014
Este tipo de artefactos hicieron especial mella en las fuerzas occidentales desplegadas en Afganistán a mediados de la pasada década, causando centenares de víctimas, sobre todo militares estadounidenses. En los últimos años ha ido descendiendo el número de incidentes por IED (24.000 en 2014), pero ahora son más letales (51.000 muertes en 2014). En ese año, 51 grupos u organizaciones los utilizaron.
Por 'incidentes' no sólo se entienden las explosiones de estos artefactos, sino que también se incluye la localización de los mismos o los artefactos falsos. En España, desde el fin de la violencia de ETA, el número ha descendido considerablemente, así como en Colombia e Indonesia.
El Centro de Excelencia Contra Artefactos Explosivos Improvisados forma parte de la red de 24 centros internacionales puestos en funcionamiento en países de la OTAN para poder proporcionar expertos en todas las áreas de interés a las fuerzas policiales y militares.
EXPERTOS DE 11 NACIONES
Aunque están localizados en países de la Alianza, no son centros de la OTAN propiamente dicha, sino que son independientes y los gestionan las naciones que deciden formar parte de ellos. El de Madrid está integrado por 11 países: España, Estados Unidos, Alemania, Turquía, Francia, República Checa, Hungría, Países Bajos, Portugal, Rumanía y Suecia. Grecia está en proceso de adhesión.
Así, el centro está formado por expertos de todas estas naciones, tanto militares como de fuerzas de seguridad, además de personal de universidades o de centros de inteligencia. El país que lo organiza, en este caso España, aporta la mitad del personal.
Su trabajo es proporcionar apoyo de expertos en la lucha contra los IED a la Alianza y otras organizaciones como Interpol y Europol, y en general a la comunidad internacional, y cooperar en la seguridad de las naciones aliadas y de las tropas desplegadas en teatros de operaciones, reduciendo o eliminando la amenaza de estos artefactos.
Los expertos del Centro de Excelencia de Hoyo de Manzanares ofrecen asesoramiento e información sobre este tipo de artefactos explosivos, analizan los nuevos métodos utilizados por los grupos armados y tratan de ofrecer medidas para neutralizarlos. Así ocurrió, por ejemplo, tras los atentados de París del pasado 13 de noviembre.