Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jaume Matas justifica su incremento patrimonial en sus ingresos familiares

Su versión coincide con la de su presunto testaferro, Bartolome Reus. Ambos aseguran que el piso de Madrid es propiedad de Reus y no de Matas.

El ex presidente del Govern balear apunta al ex director general de Deportes, José Luis 'Pepote' Ballester, como responsable de las decisiones que se adoptaron en el marco de las reuniones de la Fundació Illesport, a través de la cual el Govern participaba económicamente en el consorcio creado para la construcción del velódromo Palma Arena. No obstante, el imputado ha reconocido su firma en varias de las actas que le exhibió el juez instructor del caso Palma Arena.

El ex Conseller de Obras Públicas, Bartolome Reus, abrió la ronda de declaraciones y negó ser testaferro de Matas, quien que el piso de Madrid, ubicado en el barrio de Salamanca, y que se encuentra bajo investigación judicial dentro del caso Palma Arena, es de su propiedad. El juez sospecha que el verdadero propietario de la vivienda es Matas y que Reus actuó como su testaferro, un extremo que ha negado el ex presidente de Baleares.

Durante su interrogatorio han inquirido a Matas acerca de otra vivienda en la Colonia de Sant Jordi (Mallorca) adquirida por su madre por unos 200.000 euros.

El juez le ha citado varias veces conversaciones telefónicas suyas grabadas por orden judicial en los últimos meses como parte de una pieza secreta, las cuales Castro mencionó ayer por primera vez durante el interrogatorio de su cuñado, Fernando Areal. Parte de estas grabaciones, en concreto en las que intervienen abogados, serán recurridas por el abogado de Matas al considerar que viola su derecho a la defensa. En los momentos en que el juez le ha citado los "pinchazos" telefónicos, Matas se ha negado tajantemente a declarar.

Se prevé que finalmente este jueves concluya la comparecencia judicial del ex político del PP, quien trabaja ahora en Estados Unidos y el lunes por la noche regresó a Mallorca para acudir a su citación judicial. .

Los fiscales anticorrupción decidirán entonces si piden medidas cautelares para Matas y los otros tres imputados que han declarado esta semana: su esposa Maite Areal, su amigo y supuesto testaferro de Matas, Bartomeu Reusy su cuñado Fernando Areal.

Areal reconoció 'pagos en negro'
Precisamente e que si declaró durante la jornada del martes fue el cuñado de Matas, Fernando Areal. Este reconoció al juez que pagó 32.000 en negro en la sede del PP, partido del que era gerente en la pasada legislatura, al constructor que realizó las obras del "palacete" que Matas compró en el centro de la capital balear.

Tras cerca de cuatro horas de interrogatorio, Arenal se acogió a su derecho de no declarar, y finalmente el juez no le impuso ningún tipo de medida cautelar. Fue el propio juez quien exhibió unas grabaciones telefónicas de los imputados. Después suspendió las declaraciones hasta hoy a petición del abogado de Matas. CGS/RSO