Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker adjudica a la nueva comisaria eslovena la cartera de Transportes

El eslovaco Maros Sefcovic pasa a vicepresidente para la Unión de la Energía
El presidente electo de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha adjudicado este miércoles a la nueva comisaria eslovena, Violeta Bulc, la cartera de Transportes en el próximo Ejecutivo comunitario. La vicepresidencia para la Unión de la Energía, que había sido asignada a la candidata inicial eslovena, la dimitida Alenka Bratusek, queda ahora en manos del eslovaco Maros Sefcovic.
Juncker ha realizado esta remodelación tras reunirse este martes con Bulc, a la que considera "una persona directa, bien preparada y con una capacidad impresionante de aprender rápido", según ha dicho su portavoz, Margaritis Schinas.
Bulc, de 50 años, se convirtió en viceprimera ministra y ministra de Desarrollo, Proyectos Estratégicos y Cohesión el mes pasado cuando llego al poder en Eslovenia el Gobierno de centro-izquierda encabezado por Miro Cerar tras las elecciones anticipadas de julio. Por su parte, Sefcovic es el actual presidente de la Comisión responsable de Relaciones Interinstitucionales y Administración y había sido designado comisario de Transportes en el equipo de Juncker.
Tras esta remodelación, los dos comisarios deberán pasar una audiencia en la Eurocámara. En principio, el Parlamento tenía previsto votar al colegio en su conjunto en el pleno el 22 de octubre para que pudiera empezar a trabajar el 1 de noviembre. Para que se cumpla este calendario, los exámenes de Bulc y Sefcovic tendrían que realizarse a principios de la semana que viene.
"No puedo decir con certidumbre que la Comisión Juncker empezará a trabajar el 1 de noviembre", ha dicho Schinas.
La ex primera ministra eslovena, Alenka Bratusek, renunció la semana pasada a ser comisaria europea después de que la Eurocámara rechazara abrumadoramente su candidatura por considerarla poco cualificada para el cargo. Bratusek es el único miembro del equipo de Juncker que ha caído en las audiencias parlamentarias.