Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker descarta de momento cambiar a la comisaria eslovena pese al rechazo de la Eurocámara

Recuerda que el Parlamento sólo puede vetar al colegio en su conjunto y avisa del "riesgo de retraso"
El presidente electo de la Comisión, Jean-Claude Juncker, descarta de momento cambiar a la comisaria designada eslovena, la liberal Alenka Bratusek, a la que ha asignado la vicepresidencia para la Unión Energética, pese a que la Eurocámara la rechazó el miércoles por amplia mayoría por su pobre actuación durante su examen parlamentario.
De hecho, tanto los populares como los socialistas europeos han reclamado este jueves que Bratusek sea sustituida por la eurodiputada socialista eslovena Tanja Fajon. "El grupo popular europeo sólo apoyará a una mujer con experiencia", ha dicho su presidente Manfred Weber. "Tanja Fajon cumple este requisito perfectamente", ha añado.
Sin embargo, Juncker ha recordado, a través de su portavoz, que el Parlamento no tiene poder para vetar a un comisario individual sino que sólo puede pronunciarse sobre el colegio en su conjunto y ha avisado del "riesgo de retraso" de la entrada en funcionamiento de la nueva Comisión.
"Bratusek sigue siendo comisaria designada tras el voto de ayer", ha explicado el portavoz de Juncker, Margaritis Schinas, en rueda de prensa. El presidente electo se mantiene no obstante en "contacto permanente" con los grupos políticos de la Eurocámara, Liubliana y la propia Bratusek. Las comisiones de Industria y Cambio Climático consideraron ayer que la eslovena no es idónea para el cargo por 112 votos a favor y sólo 13 en contra.
Pese a sus contactos, Juncker "en este momento no ha tomado ninguna decisión sobre ajustes en las carteras porque considera que el reparto que presentó el 10 de septiembre fue el correcto", según ha dicho su portavoz.
"La pelota está sobre el tejado del Parlamento", ha sostenido Schinas. Juncker espera la evaluación final de su equipo a cargo de la Eurocámara, que está previsto que sea adoptada por los presidentes de todos los grupos políticos en una reunión el próximo lunes. Además de rechazar a Bratusek, los eurodiputados han pedido cambios en la cartera del candidato húngaro, Tibor Navracsics, comisario designado de Educación, Cultura y Ciudadanía.
La Eurocámara tenía previsto pronunciarse sobre el colegio de comisarios en su conjunto en el pleno del 22 de octubre para que el equipo de Juncker empiece a trabajar el 1 de noviembre. "El riesgo de cierto retraso es real, pero no puedo evaluar su probabilidad hoy, lo podré hacer al final de esta semana", ha apuntado el portavoz.