Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía espera que el resultado electoral conlleve la paralización de la LOMCE

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Adelaida de la Calle, ha dicho este jueves esperar que el resultado electoral del 26J conlleve la búsqueda de un Pacto por la Educación, a partir de la inmediata paralización de la LOMCE, en aquellos aspectos aún no desarrollados, como la reválida de Bachillerato, que entiende que es una prueba "injusta".
De hecho, en declaraciones a los periodistas, De la Calle ha aclarado que la actual Selectividad solo tienen que afrontarla los alumnos que acaban Bachillerato y pretenden cursar estudios universitarios, mientras que la nueva reválida, que eliminará a la Selectividad, tendrán que pasarla todos, "vayan o no a la Universidad", cuando, por lo que respecta al Bachillerato, ya hay, en opinión de la consejera, una evaluación continua adecuada para establecer quienes pueden obtener o no dicha titulación preuniversitaria.
La consejera de Educación, quien ha asistido en Córdoba junto al presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán; la presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), Emelina Fernández, y el director de la Fundación CajaSur, Ángel Cañadilla, a la entrega de II Premios 'El Audiovisual en la Escuela', ha llegado a la conclusión que, a partir del 26J "es el momento justo para decir parada y fonda", es decir, "vamos a parar las cosas", en lo referido a la aplicación de la ley educativa, mientras se negocia el pacto.
En este sentido, De la Calle ha recordado que en esta comunidad se han adaptado lo decretos de ESO y de Bachillerato a la LOMCE, pero ha advertido de que "eso no quiere decir que lo que está por hacer, que son los decretos correspondientes a las pruebas, tanto de ESO, como de Bachillerato, pues se puedan parar".
"Sigamos con la misma metodología (el próximo curso), como se ha hecho este año, cuando hemos hecho una Selectividad estupenda y, por lo tanto, todo el mundo debería seguir con ese procedimiento", ha aseverado.
En consecuencia, la consejera desea que "el día 27 (al siguiente de las elecciones generales) haya un pronunciamiento de estas características", en cuanto a "dejarlo todo parado" respecto a la aplicación de la ley en los aspectos aún no desarrollados, para así "hablar y pactar".