Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza censura que Rajoy "use la política fiscal solo en campaña electoral" en lugar de hacer un "debate serio"

La consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, ha censurado este lunes la promesa electoral del presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, de bajar impuestos y, tras condenar que "se use la política fiscal solo en campaña electoral", ha lamentado que no haya un "debate serio" para una "reforma integral".
"Es importante que Rajoy explique qué va a hacer, porque hemos conocido una cosa y la contraria", ha dicho la consejera andaluza en una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press tras el anuncio del presidente en funciones de bajar los impuestos, medida que considera "claramente electoral".
Y es que, a su juicio, la política fiscal, de la que depende la financiación de la sanidad, la dependencia o la educación "no debe ser utilizada en términos de bajar o subir, según lo que interese", sino que requiere "un debate serio", alejado "de la contienda electoral", y "el consenso con otras fuerzas políticas".
Para la consejera, la "fragmentación" que presenta el panorama político actual hace "deseable" que "haya una política fiscal con continuidad", que "se negocie y hable con otras fuerzas" y que "tenga un recorrido en el futuro". Sin embargo, cree que la propuesta de Rajoy se quedará "en un simple anuncio" a la vista de la "seria" advertencia de Bruselas al Estado español para que "haga una política fiscal que permita el sostenimiento del gasto público o recorte el gasto público".
"Habría que preguntarle si efectivamente lo que quiere es bajar impuestos a costa de disminuir gasto en sanidad, educación o dependencia", ha mantenido la responsable andaluza, que también ha recordado que la cifra de desviación del déficit del año pasado coincidió con el detrimento de ingresos que supuso la bajada del IRPF que Rajoy "adelantó de forma sorpresiva" al considerar que "le venía mejor a sus intereses electorales".
IMPUESTO DE SUCESIONES
Por otra parte, la consejera se ha referido al impuesto de sucesiones y donaciones, sobre el que el Parlamento andaluz discute esta semana una proposición de Ley del PP-A y, tras señalar que son 17.000 los andaluces que presentan liquidación sobre el mismo, ha recordado que forma parte del paquete del modelo de financiación autonómica. Así, ha explicado que cuando se negoció el sistema de financiación regional, además de las cantidades líquidas que se entregan a las comunidades, se les dio capacidad normativa con este tributo, "como si fuera un pago en especies", ha ejemplificado.
Así las cosas, ha subrayado así que el impuesto no es algo "caprichoso" que tenga la Junta sino que "el castigo que supone modelo de financiación dificulta bajar este impuesto" y ha añadido que, por ello, requiere "un debate profuso y complejo".
Dicho esto, ha recordado que el PSOE trabaja con Ciudadanos desde el principio de la legislatura para eliminar el error de salto, de modo que los primeros 170.000 euros que se heredan no paguen en ningún caso. Eso supone 60 millones de euros de menos para las arcas públicas, ha explicado Montero, que ha marcado diferencias con los planteamientos del PP, "que quiere prácticamente la eliminación de un impuesto que ha existido desde que hay impuestos y que nadie ha puesto en duda que es justo porque pagan aquellos que tienen riqueza y que no ganan el dinero con el sudor de frente sino por nacimiento o cuna".
A la vista de las demandas 'populares', Montero considera que el presidente del PP-A, Juanma Moreno, en lugar de haber "hecho campaña en Andalucía" contra este impuesto, debería haber preguntado a los ciudadanos "qué les hubiera parecido que Rajoy lo hubiera eliminado". "Si no lo comparte, lo sencillo habría sido que lo hubiera eliminado y hubiera compensado a las comunidades porque forma parte de la financiación de la sanidad, la educación o la dependencia", ha incidido.