Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Levy cree que si Barberá fuese imputada "tendría que dar explicaciones más extensas"

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, considera que si la ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá resultase imputada "tendría que dar explicaciones más extensas", pero ha recalcado que en este momento no pesa sobre ella ninguna imputación.
En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Levy ha dicho que se alegra de que Barberá "haya dado explicaciones" porque "salir a dar la cara es muy bueno en política". "Si ella considera que son suficiente en este momento, yo lo respeto, y si entiendo que si hay que salir a dar nuevas explicaciones, estoy convencida de que no tendría inconveniente en volver a salir", ha añadido.
Además, ha recordado que Barberá ha defendido su inocencia y que en un Estado de Derecho lo importante "no son los juicios mediáticos". Por eso, aunque ha admitido que los ciudadanos reclaman a los políticos comportamientos ejemplares, entiende que los partidos no pueden dejarse "arrastrar por juicios mediáticos" y entrar en una "espiral muy peligrosa" que podrían utilizar los rivales políticos.
Levy se ha expresado así preguntada sobre si le habría gustado que Barberá no estuviese en la Diputación Permanente o que se le abriese expediente en el partido.
En su opinión, hay que esperar a que vayan pasando los tiempos judiciales y, si hubiese nuevos acontecimientos, espera que "la altura política que se presupone a los tiempos del PP lleve a que cada uno tome sus responsabilidades para no perjudicar al partido".
En cuanto a si se sintió aludida por las críticas de Barberá a los jóvenes que le reclamaban explicaciones, ha optado por decir que ella no puede remediar ser joven y que las críticas "siempre son buenas y positivas para construir".
Preguntada también si hay una brecha en la dirección del PP, entre unos veteranos que reaccionan más lentamente a la corrupción y los más jóvenes, que reclaman una "purga", ha subrayado que la dirección está tomando decisiones. Es más, cuando se le ha preguntado si la expresión "purga" no suena demasiado estalinista, ha replicado que también se lo parece la palabra "gestora" y es precisamente lo que han hecho con el partido en Madrid y en la ciudad de Valencia.
A su juicio, "nadie se siente cómodo" ante personas que usan las siglas para enriquecimiento personal. Así, ha dicho que no sabe si "llamarlo purga, depuración o como sea", pero está convencida de que toda la dirección quiere comportamientos ejemplares "y no es cuestión de generaciones sino de creerse los principios" del partido.