Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Limpias pide a la Fiscalía que investigue a Puigdemont y Forcadell por prevaricar en el acto de jura del Parlament

Manos Limpias ha presentado este martes una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, al considerar que ambos incurrieron en prevaricación durante el acto de toma de posesión del cargo del primero, ya que no juró ni prometió lealtad al Rey y la Constitución.
En la denuncia se señala que el acto celebrado el Palau de la Generalitat, el nuevo presidente catalán asumió el cargo sin mencionar al Rey ni la Constitución, y prometió ser "fiel a la voluntad de los catalanes", y que ello podría incurrir en el tipo de prevaricación previsto en el Código Penal. Forcadell ha sido denunciada como presunta cooperadora necesaria en el delito.
En concreto, ésta fue la respuesta de Puigdemont tras la pregunta de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell: "¿Promete cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament".
Este hecho está siendo estudiado por los Servicios Jurídicos del Estado por si pudiera ser constitutivo de delito o pudiera impugnarse ante el Tribunal Constitucional, que aún no disponen de un informe al respecto.
La Ley Orgánica de Régimen Electoral General recoge la obligación de los cargos elector de "jurar o prometer acatamiento a la Constitución" en el momento de tomar posesión "y para adquirir la plena condición de sus cargos", condición que el presidente catalán ha incumplido.
Según ha explicado el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, tras presentar la citada denuncia, el sindicato no trata de "judicializar o criminalizar la acción política", si bien considera que dicas actuaciones no pueden ampararse en los "privilegios " de la clase política y en el "principio de autoridad con presunción de legalidad".
ACTUACIÓN DOLOSA
En su denuncia, Manos Limpias incide en que Puigdemont y la presidenta del Parlamento Catalán, "consensuaron, antes del juramento la fórmula a adoptar con el elemento doloso, de no acatar la Constitución y fidelidad al Rey", y por ello eludió acatar la Constitución y expresar lealtad a la Jefatura del Estado.
"El denunciado Carles Puigdemont, jura únicamente acatamiento al pueblo o sociedad catalana que votó en el ilegal referéndum secesionista y en las elecciones autonómicas plebiscitarias", subraya Manos Limpias, "puesto que su propósito y decisión es continuar con una hoja de ruta independentista y ello supondría traicionar su juramento de acatar la Constitución y lealtad al Jefe del Estado (Rey)" .
Añaden que Puigdemont reiteró ante los medios de comunicación después de su juramento, continuar con el proceso u hoja de ruta independentista "y procede en su nuevo gobierno, al nombramiento en su Gobierno de un Consejero de Asuntos Exteriores (prueba palmaria de su hoja de ruta secesionista)".
A juicio de los denunciantes en este asunto "no ha habido error, sino intención dolosa de no acatar la Constitución, con objeto de no cometer perjurio", y se vulneran además diferentes artículos de la Carta Magna como el 9.1 -que señala que "los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.".
Igualmente considera vulnerado Manos Limpias el artículo 103 de la Constitución, que establece que "la Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúe con sometimiento a la Ley y al Derecho."
"El denunciado Carles Puigdemont ha jurado su cargo para delinquir, para seguir subvirtiendo el orden constitucional y continuar con la hoja de ruta independentista", insiste la denuncia, que añade que Forcadell "consiente y avala el referido juramento, a sabiendas de su injusticia e ilegalidad, al haber consensuado con el president la fórmula de juramento, lo que la convierte en cooperadora necesaria del delito".
Añaden que la validez de la fórmula empleada por Puigdemont no puede ampararse en el argumento de que existen otros precedentes y que no debería descartarse la "conexión" de esta conducta "con otros delitos tales como el de desobediencia a resoluciones judiciales; promover la sedición y los ultrajes a España".
Por todo ello, pide a la Fiscalía que "actúe conforme a derecho corresponda" y cite a declarar a los dos denunciados y también a respresentantes de los grupos del PSOE, PP y C's en la cámara catalana, además de que se aporte el vídeo del acto de investidura y un "curriculum" de los "diversos pronunciamientos independentistas de los denunciados".