Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López ve a los socialistas "más unidos que nunca" y dice que son todos hermanos y nadie les va a "quebrar"

El lehendakari, Patxi López, ha afirmado que hoy los socialistas están "más unidos que nunca". "Somos una sola voz, una sola voluntad de crear futuro, todos estamos juntos, todos, hemos estado juntos en el dolor y lo estamos ahora a la hora de la libertad", ha aseverado. Dirigiéndose directamente a los dirigentes socialistas Jesús Eguiguren y Rodolfo Ares, ha asegurado que "todos somos hermanos y nadie nos va a quebrar".

López ha realizado estas declaraciones en un acto político muy emotivo que los socialistas vascos han celebrado en San Sebastián, el primero después del comunicado de ETA. El lehendakari, a quien se le han escapado las lagrimas, ha recordado a las víctimas del terrorismo, así como la labor de los concejales del PSE a quienes ha considerado "los héroes de Euskadi", que "por encima del proyecto político, han defendido la libertad y la democracia".
Este encuentro ha contado con una amplia representación del PSE, que han estado arropados con la presencia del candidato del PSOE a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba. Asimismo, han participado todos los consejeros del Gobierno vasco, el candidato del PSE al Congreso por Gipuzkoa, Odón Elorza, y dirigentes socialistas como Jesús Eguiguren, quien a su llegada ha sido aplaudido por los asistentes al acto celebrado en el Kursaal donostiarra.
Asimismo, han estado presentes numerosas víctimas y familiares de víctimas del terrorismo, tales como José Ramón Rekalde, Esther Cabezudo, Gorka Landaburu e Iñaki Dubreuil, Eduardo Madina, así como Tomasi Peláez, viuda de Froilán Elespe, Marian Romero, viuda de Isaias Carrasco, Marixabel Lasa, viuda de Juan Mari Jauregi, Ana Priede, hija de Juan Priede, entre otros. A su llegada, López y Rubalcaba han compartido abrazos y besos con muchos de ellos.
Patxi López ha señalado que éste "no es un acto más", es "un contenedor de emociones y sentimientos" porque es la "primera vez que somos plenamente libres porque hemos vencido al terror".
Ha asegurado que hoy los socialistas están "más unidos que nunca", al tiempo que ha reconocido "a veces, que después de tanto luchar, de tanto resistir, de tanto arriesgar, de tanto entender la necesidad urgente de acabar con esta locura, de tanto soportar injusticias, insultos, incomprensión, cuando lo hemos dado todo por llegar hasta aquí, a veces podemos decir lo que ni pensamos ni lo que queremos. Pero que a nadie le quepa ninguna dudada que hoy, Jesús Eguiguren, Rodolfo Ares..., hoy somos todos hermanos y nadie nos va a quebrar", ha indicado.
Patxi López ha recordado que cuando hace dos años y medio los socialistas llegaron al Gobierno vasco, dijeron que su objetivo prioritario era terminar con el terrorismo y asegurar "la libertad de todos".
"Dos años y medio después, tengo la satisfacción de poder decir que hemos derrotado a ETA. Dos gobiernos socialistas hemos luchado mano a mano, codo con codo, para lograr esta fiesta de la libertad. Tenemos las mangas hechas jirones de tanto remangarnos y ha merecido la pena. Por eso quiero aprovechar este acto para dar las gracias a Rodríguez Zapatero", ha destacado.
López ha dado las gracias a la militancia socialista y ha asegurado que "esto se lo debemos al conjunto de luchadores por la libertad y la democracia que ha tenido este país" porque "la conquista alcanzada es una victoria de todos y todos deberemos de seguir caminando juntos". "La unidad es la mejor garantía para avanzar, por lo que pondré la unidad por encima de cualquier otro elemento particular o partidario", ha subrayado.
El dirigente socialista ha subrayado que "no le debemos nada a ETA y nada les vamos a pagar, ni a ellos ni hasta a los que hace dos días apoyaban los postulados totalitarios que eran el soporte de ETA". "Son ellos los que están en deuda con la ciudadanía vasca, los que nos han secuestrado durante 40 años la libertad", ha señalado, para añadir que "les hemos vencido porque hemos sabido defender la democracia, las instituciones, el autogobierno y todo aquello que combatían".
"Hemos sabido resistir a ETA, hemos resistido cuando caían asesinados nuestros compañeros, cuando quemaban nuestras casas del pueblo y atacaban a nuestros concejales y nos amenazaban para doblegar nuestra voluntad, una y otra de pie, en primera línea", ha subrayado.
López, quien visiblemente emocionado ha señalado que conoce la situación de "amenaza y terror" que han vivido los militantes socialistas, ha dicho que "no hay ningún secretario general que pueda tener el orgullo que yo tengo de los militantes de mi partido".
"HÉROES DE EUSKADI"
Por ello, ha considerado que los "auténticos héroes" de Euskadi han sido "los miles y miles ciudadanos que han hecho frente al terrorismo, sin ceder al chantaje del terror, los concejales que en todos los pueblos de este país que, por encima del proyecto político, han defendido la libertad y la democracia, la Ertzaintza, los jueces y fiscales, los periodistas que transmitían la verdad, los profesores y empresarios que nos han hecho crecer, aún estando sometidos un chantaje permanente".
"Estos son los héroes de Euskadi y no los que asesinaban y aplaudían a los asesinos", ha destacado. "La esperanza de hoy no nos la ha regalado nadie, nos la hemos ganado a pulso, aunque para ello hemos pagado un alto precio", ha agregado.
En este sentido, ha recordado a las 829 personas asesinadas, y especialmente a los compañeros socialistas. "Hoy su presencia es más fuerte que nunca, si lanzamos las manos al aire podemos tocar su recuerdo, sus nombres representan las vidas arrancadas pero, sobre todo, nuestra voluntad de ser libres, nosotros somos ellos. Son ellos los que nos han abierto la puerta a este nuevo tiempo de libertad", ha manifestado.
"Hemos iniciado un nuevo tiempo de libertad", ha señalado, para añadir que "ahora toca superar las heridas producidas por el terrorismo y recuperar y ganar para la democracia a las personas que hasta ahora la atacaban, porque ése será nuestro gran triunfo". "Ésa es la gran labor. Ésa es la tarea histórica que tenemos por delante", ha indicado.
ZAPATERO Y RUBALCABA
Por último, López ha agradecido la labor del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha "entendido desde el primer minuto lo que necesitaba Euskadi" y "hoy una parte de la esperanza que estamos viviendo se lo debemos a él", un "presidente valiente que siempre ha estado donde tenía que estar".
También ha tenido palabras de agradecimiento para Rubalcaba, a quien ha considerado "uno de los nuestros" y ha destacado que "representa la garantía de seguir avanzando por este camino, porque para Euskadi no es lo mismo Rucalcaba que Rajoy".
Por su parte, Odón Elorza ha recordado a todas las víctimas y ha mostrado el compromiso de no olvidarlas. En ese sentido, ha reivindicado la paz con memoria. De esta manera, ha indicado que le gustaría realizar un acto en su recuerdo en la plaza de la Constitución de San Sebastián.
Elorza ha realizado dos autocríticas porque "en sus inicios no he sabido dar la misma importancia al asesinato de uniformados como de compañeros" y por "no haber sido lo suficientemente rotundos y firmes a la hora de condenar los actos de terrorismo del GAL". Ha ensalzado la labor de Patxi López y ha señalado que "queda un largo camino por recorrer" para consolidar la paz que, según ha dicho, será la prioridad del lehendakari.