Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López: "No venimos a destruir nada"

La elección de Patxi López, cierra una etapa de 30 años de Gobiernos nacionalistas en el País Vasco y abre una nueva, gracias a la alianza excepcional firmada entre PSOE y PP. El nuevo lehendakari ha alcanzado el cargo gracias al único voto de UPyD y los 13 del Partido Popular.
Según ha explicado en un entrevista radiofónica, el nuevo Gobierno "va a poner en valor todo lo bueno que se ha hecho en Euskadi en los últimos años". Por ello, ha asegurado que "no venimos a destruir nada". 
Tras asegurar que del nuevo PNV espera "que asuma la responsabilidad que les corresponde", Patxi López ha recordado a Juan José Ibarretxe del que ha dicho que "merece un reconocimiento simplemente por el hecho de haber sido lehendakari".
Pero esta nueva etapa se presenta llena de obstáculos para el primer Gobierno socialista que dirigirá el País Vasco. Los objetivos: sacar a Euskadi de la crisis, la lucha contra el terrorismo y lograr mantener la unidad del partido socialista.
Respecto al terrorismo, López ha asegurado que el nuevo Gobierno "será totalmente beligerante contra la violencia y contra ETA". Además, según ha adelantado, a partir de ahora, "los espacios públicos como los medios de comunicación serán solamente para los demócratas".
Gobierno de consenso y unidad
Como presidente de un Ejecutivo expresamente amenazado por ETA antes de que comience su mandato el nuevo lehendakari se ha comprometido a trabajar "desde el primer día" para revitalizar el Estatuto de Guernika y "defenderlo con claridad y sin reservas mentales". Además, ha reiterado su intención de que este sea un Gobierno de consenso y unidad.
Primeras medidas del Gobierno
Otro de los obejtivos de este Gobierno será sacar de Euskadi de la crisis en la que está sumido Euskadi. Aún no se sabe quien será el encargado de esta tarea, pero los sindicatos abertxales harán de esta una tarea más que complicada.
El nuevo lehendakari ha anunciado, por ello, que en los próximos días se convocará la mesa del diálogo social para "buscar un gran acuerdo para hacer frente a la crisis". Además, ha apuntado a la necesidad de "austeridad" en la Administración porque "hay inflación de cargos".
Por otra parte, López ha asegurado que se tomarán "medidas para paliar los efectos de la crisis en las familias en las que todos los miembros estén en paro".
Respecto a la formación del nuevo Ejecutivo, el lehendakari ha explicado que va a ser "el que más indenpendientes va a tener". Apelando a la transparencia de la que ha hecho gala en los últimos tiempo, López ha apuntado que el nuevo Gobierno "ya está publicado antes de ser nombrado".
Este jueves promete el cargo
El Rey de España ha firmado el decreto con el nombramiento del socialista Patxi López como lehendakari del Gobierno vasco en la embajada española en Vilna, ciudad a la que llegó procedente de Riga para su primera visita de Estado a Lituania.

Una vez sancionado por el Rey, el decreto se publicará en el Boletín Oficial del Estado y en el del País Vasco este jueves, el mismo día en que Patxi López prometerá su cargo. BQM/EPF/RSO