Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lucena (PSC) lamenta que Homs haya introducido "sospechas" a la agresión de Navarro

Turull (CiU) cree que el líder socialista "exagera" y el PP pide poner freno a la situación
El portavoz del PSC en el Parlament, Maurici Lucena, ha lamentado que el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, haya introducido "sospechas" a la agresión que sufrió este domingo el primer secretario de los socialistas catalanes, Pere Navarro.
En rueda de prensa desde la cámara catalana, Lucena ha desaprobado que Homs haya dedicado más de la mitad de su comparecencia semanal ante los medios tras el Consejo Ejecutivo a la agresión a Navarro y en tratar de "convertirlo en sospechoso".
Según Lucena, con 10 segundos dedicados a condenar sin paliativos la agresión, es suficiente, y en cambio, el portavoz ha destinado buena parte de su tiempo en "introducir sospechas sobre la persona agredida".
"¿Alguien cree que tras lo que ocurrió el pasado domingo tenemos que entrar en especulaciones en vez de limitarnos a condenar el hecho de forma contundente?", ha destacado Lucena, que ha dicho que el PSC ha hecho lo que tenía que hacer: denunciar los hechos.
Santi Rodríguez (PP) ha instado al Gobierno de Cataluña a "poner el freno y recapacitar sobre la situación", ha indicado que durante el pasado año sus sedes recibieron 41 agresiones y ha lamentado las pocas muestras de solidaridad recibidas al respecto.
Por su parte, el presidente del grupo de CiU en el Parlament, Jordi Turull, ha apreciado que el PSC está "exagerando" y ha destacado que puede dar fe de que hay crispación social por otros asuntos, como los recortes, algo que ha vivido en propia carne la federación nacionalista.
C's: FRACTURA SOCIAL
La portavoz de C's, Carina Mejías, ha diagnosticado que en Cataluña hay un "nivel de tensión social muy diferente" al del resto del Estado, y ha destacado que el proceso está implicando una fractura social y situaciones de confrontación y agresividad.
El parlamentario de ERC Oriol Amorós ha lamentado que se relacione el proceso catalán, que es pacífico, con una agresión, ha reprochado la actitud de quienes "intentan encontrar algún brote de crispación", y ha destacado que su partido no usa políticamente las pintadas o ataques que han recibido sus sedes.
Por su parte, el diputado de la CUP David Fernández ha asegurado que es una "imprudencia política temeraria" vincular con el debate soberanista la agresión a Navarro, que ha lamentado.