Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo reitera que España no mandará tropas a Irak ni participará en ataques aéreos

España no enviará tropas sobre el terreno para combatir al Estado Islámico en Irak ni participará en ataques aéreos, ha reiterado este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que ha manifestado la disposición del Gobierno a apoyar a la coalición internacional contra los yihadistas en todo lo que se le pida, salvo en esos dos extremos.
En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha revelado que el apoyo que España se está planteando ofrecer a la coalición internacional tiene que ver con el uso de "bases, apoyo logístico, equipamiento de armas letales y no letales, labores de información, avituallamiento de aviones en el aire".
El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, agradeció a España durante la semana ministerial de la ONU en Nueva York el esfuerzo que nuestro país había hecho no solo en Irak, también en Libia, ha relatado el ministro, que ha recordado que en la actualidad España tiene tropas en operaciones de mantenimiento de La Paz en Afganistán, Líbano, Somalia, Malí, República Centroafricana y Níger.
García-Margallo ha asegurado que la participación de España en la guerra de Irak de 2003 no ha pesado "nada" en la decisión de no combatir en Irak pues "no tiene nada que ver una cosa con otra". El ministro ha recordado que en esta ocasión el Gobierno legítimo de Irak ha solicitado la ayuda internacional.
El ministro ha adelantado que el Gobierno explicará en las Cortes cuál será nuestra participación concreta en la coalición y ha manifestado su opinión respecto de que, al contrario de lo que sucedió en 2003, este apoyo de España a la coalición contra el Estado Islámico genera "consenso interno".
Preguntado por la política que su departamento está siguiendo con Gibraltar, ha indicado que están "yendo por el libro", trabajando para terminar con el contrabando de tabaco, el blanqueo de capitales y un régimen fiscal que perjudica a las empresas españolas.