Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo defiende que otras elecciones no son "el mejor remedio" pero sí "mejor que una coalición" heterogénea

Reconoce que al resto de Europa le preocupa que no haya un Gobierno estable en España "cuanto antes"
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha señalado este lunes que celebrar unas nuevas elecciones en España no sería "el mejor remedio" pero sí mejor que una coalición que incluyese partidos que no asumen las reglas de la globalización o principios "básicos" como la unidad de la nación y la igualdad de los españoles
"Me preocuparía mucho más una coalición heterogénea en la que se incluyesen partidos que no asumen las reglas escritas y no escritas de la globalización, las reglas derivadas de la pertenencia a la UE y principios tan básicos como la unidad de la nación, la igualdad de todos los españoles o la cohesión territorial", ha dicho en rueda de prensa tras el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE, al ser preguntado por su preocupación ante unas nuevas elecciones si no se consigue formar Gobierno.
"Las elecciones no me parecen el mejor remedio, pero sí mejor que una coalición de este tipo", ha enfatizado antes de afirmar, no obstante, que en su opinión unos nuevos comicios "no van a cambiar gran cosa las ecuaciones". "Nos vamos a encontrar un problema muy parecido", ha añadido.
El jefe de la diplomacia en funciones ha mantenido conversaciones con ministros tanto del Partido Popular Europeo como de otras formaciones políticas europeas y todos, ha indicado, le han asegurado que la preocupación por España es que debe tener un Gobierno "cuanto antes", formado por partidos que "comulguen con valores y principios en los que se basa la UE" y "asuman las obligaciones derivadas" de la permanencia en la unión económica y monetaria.
"Es una preocupación que entiendo perfectamente. No he visto a nadie que se haya acercado que no haya mostrado su preocupación sobre el tema. La paralización de un país tan importante en el euro como España, la cuarta economía del euro y la quinta de la UE es una preocupación que entiendo en cuanto a que puede afectar a todo el proceso europeo", ha señalado García-Margallo, aunque no ha detallado qué países le han mostrado esta posición ni cuántos han sido.