Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de indignados se manifiestan en Madrid contra el cuaerdo entre PSOE y PP

Los indignados se han manifestado este domingo en Madrid y otras ciudades de España con motivo del acuerdo al que han llegado el PSOE y el PP para realizar una reforma en la Constitución Española sobre el límite del déficit y de la deuda pública.
Bajo el lema 'El pueblo también cuenta, referéndum ya!' y 'No a está reforma de la constitución', miles de personas se han reunido en la capital española convocados por Democracia Real, Juventud sin futuro y Acampada Sol para pedir que "escuchen al pueblo" a la hora de reformar la Constitución.

Pablo Padilla, uno de los portavoces de Juventud sin futuro, ha denunciado que el acuerdo alcanzado por "los dos grandes partidos políticos" no hace más que "hipotecar a las nuevas generaciones", y ha recordado que "no hay democracia sin el pueblo".

"Estamos aquí para decirle a los políticos que no se pueden pactar ninguna reforma de la Constitución sin contar con el pueblo, y que se gobierne buscando políticas sociales", declaró Padilla.

Otros de los convocantes, el Movimiento 15-M, ha recordado que la reforma constitucional "no estaba en el programa" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y ha señalado que no puede salir adelante "sin la consulta a los ciudadanos".

La marcha, que no tenía un recorrido previo fijado, ha comenzado sobre las 18:00 horas en Atocha y ha avanzado por el Paseo de la Castellana rumbo a la madrileña plaza de Cibeles. Allí, un viandante ha increpado a los manifestantes por portar banderas de la República que le han respondido con gritos de "respeto".

A lo largo del recorrido se han podido ver muchas pancartas haciendo mención al PSOE y al PP, y también a los banqueros, especialmente al presidente del Banco Santander, Emilio Botín. Además, no han faltado los clásicos cánticos de los indignados como "lo llaman democracia y no lo es" o "no nos representan".

La manifestación de los indignados ha concluido en el sitio donde comenzó toda la reivindicación, la Puerta del Sol, con poca presencia policial y ningún altercado en la plaza.
Barcelona pide un referendum vinculante
Cientos de ciudadanos indignados simpatizantes del movimiento del 15-M se han manifestado este domingo por la tarde en Barcelona para pedir un referéndum vinculante a la hora de reformar la Constitución respecto al límite del déficit y la deuda pública.
Los concentrados han marchado hasta la plaza Sant Jaume portando pancartas y coreando lemas en contra de los recortes en servicios básicos, como la educación y la sanidad. La marcha se ha repetido de forma similar en otras ciudades españolas, y en Madrid ha concluido en la Puerta del Sol, con poca presencia policial y ningún altercado en la plaza.