Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monago llama a "dejar a un lado intereses personales" respecto a Caja Rural de Extremadura, que afecta a toda la región

Advierte que el Gobierno extremeño tiene "las herramientas necesarias para participar en el proceso y proteger a los trabajadores"
El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha llamado a todos los que tienen capacidad de decisión en el proceso de Caja Rural de Extremadura a "dejar a un lado intereses individuales y personales", y a "anteponer los intereses de esta tierra", ya que se trata de un asunto que afecta a toda la región.
"Si no lo hacen, tengo que decirles que el Gobierno de Extremadura tiene todas las herramientas necesarias para participar en el proceso y proteger a los trabajadores", ha advertido el presidente extremeño, quien ha asegurado que los trabajadores de esta entidad "pueden estar tranquilos" ya que el Ejecutivo regional "está con todos y cada uno de ellos".
Monago se ha pronunciado de esta forma en una rueda de prensa que ha ofrecido en Mérida sobre la situación de Caja Rural de Extremadura después de que en la tarde de este pasado martes, Cajalmendralejo decidiera romper el proceso de fusión que mantenía con esta entidad.
Tras esta decisión, "vamos a ver qué dice el Banco de España sobre que Caja Rural de Extremadura vaya en solitario", ha apuntado Monago, quien ha señalado que si el Banco de España si dice que no, en ese caso la entidad extremeña "tendrá que tocar la puerta a una entidad que garantice todos los puestos de trabajo y que el centro de toma de decisiones siga siendo y estando en Extremadura".
Y en el que caso de que el Banco de España permita que Caja Rural de Extremadura ir en solitario, el presidente extremeño ha apuntado que "si ese es su plan de viabilidad, que vaya en solitario", siempre que se cumplan las dos condiciones de mantener los puestos de trabajo y la identidad extremeña de la entidad.
A preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que Caja Rural de Extremadura se integre en un proceso de fusión con otra entidad de fuera de la región, Monago ha apuntado que la caja "tiene sus órganos de decisión", aunque ha recordado que el Gobierno extremeño tiene "capacidad de supervisión de todo este proceso" de acuerdo a la normativa vigente.
APUESTA POR LA IDENTIDAD EXTREMEÑA
"Yo creo que en estos momentos lo que necesita Extremadura es una entidad financiera muy sólida, muy fuerte, muy consolidada y muy pegada a la tierra", ha señalado Monago, quien ha añadido que eso se consigue "cuando la toma de decisiones está en la tierra".
En ese sentido, Monago ha reiterado su apuesta por una "identidad extremeña" para Caja Rural, con el objetivo de "preserve los derechos de los trabajadores de esta entidad", algo que le "gustaría que tuvieran presente todos, especialmente los que tienen que tomar decisiones a este respecto".
Y es que, según ha recordado, las decisiones que tomen "no afectan sólo a una entidad, sino al conjunto de la región", por lo que "no cabe ninguna opción individual, sino que hay que tener una perspectiva de lo que se está haciendo, que es la defensa de Extremadura".
VARIOS CAPÍTULOS
En su intervención, el presidente extremeño ha recordado que el Gobierno regional hace unos meses rechazó la absorción de Caja Rural de Extremadura por parte de Caja Rural del Sur, y me comprometí además a defender hasta el final y ante quien sea, los intereses de todos los extremeños,
A juicio, el SIP que se había hecho entre Caja Rural de Extremadura y Caja Rural del Sur "vulneraba los derechos de los trabajadores extremeños" y dejaba a los cooperativistas "sin cajas extremeñas que defendieran sus intereses", que "quedaban en manos de otra comunidad autónoma".
Ante esta situación, Monago ha considerado que el modelo de su gobierno es que si tiene "una oportunidad, por muy pequeña que sea, para romper el SIP y proteger a los trabajadores extremeños, ha sido actuar como hemos actuado", ha dicho.
"Teníamos que hacerlo y lo hemos hecho" al romper el SIP con Caja Rural del Sur, ha recordado el presidente extremeño, quien ha explicado que de esta forma el Ejecutivo regional "abrió una puerta hacia la esperanza de que Caja Rural de Extremadura pudiera seguir siendo 100 por cien extremeña".
A partir de ahí "se abrían dos opciones", como eran por un lado por que Caja Rural de Extremadura presentara su plan estratégico y su plan de viabilidad para ir en solitario, y por otra la creación de una entidad "100 por cien extremeña, más grande y más fuerte", a través de una fusión con Cajalmendralejo que finalmente no ha salido adelante.
Finalmente, Monago ha asegurado estar "muy tranquilo" y ha considerado que "este es probablemente el tercer capítulo de un libro que tiene por lo menos ocho o diez capítulos", por lo que ha vaticinado que "habrá más noticias en las próximas fechas"