Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarro dice que la marcha del alcalde de Lleida "le honra" y espera que los críticos de PSC acaten la disciplina

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha explicado que el alcalde de Lleida, Angel Ros, uno de los líderes del sector crítico del partido, le ha informado este miércoles de que renuncia al escaño en el Parlament al no compartir el criterio de la dirección sobre la consulta soberanista. "Es un gesto que le honra", ha dicho.
Navarro ha explicado a los periodistas en las dependencias del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados que el propio Ros le ha informado esta mañana de que "esta tarde anunciará que deja el escaño", una decisión que ha elogiado porque supone "poner por encima de sus intereses personales el interés colectivo del partido".
"El alcalde de Lleida va a continuar siendo el alcalde de Lleida por mucho tiempo, es un excelente alcalde, y si finalmente se confirma que anuncia que deja el escaño, es un gesto que le honra", ha reiterado.
A partir de aquí, no ha querido pronunciarse sobre la postura que adoptará el partido si otros críticos no respetan la disciplina de voto y ha defendido que espera que todos acepten la decisión que tomó el Consell Nacional, que lleva al PSC a rechazar la propuesta de los partidos que piden que el Estado transfiera a la Generalitat la competencia para celebrar la consulta.
Navarro ha recordado que la dirección tomó su decisión --por la que se comprometen a no apoyar cualquier iniciativa que no sea pactada antes con el Estado-- tras un debate "libre" y democrático" y ha recalcado que fue apoyada por el 83% de los representantes del partido.
"Cuando uno está inmerso en un procedimiento democrático tiene que reconocer el resultado de la votación y tiene que actuar en función de la decisión que se ha tomado", ha recalcado.
"NADIE PUEDE PONER EN DUDA LA DECISIÓN"
En su opinión, "nadie" puede "poner en duda el resultado de un procedimiento escrupulosamente de debate democrático dentro de la organización de los partidos". Por eso, ha abundado, en la votación de mañana en el Parlament los representantes públicos del partido "lo que tienen que hacer es seguir esa indicación, ese mandato del Consell Nacional" y actuar conforme a la decisión que se adoptó.
Navarro ha defendido que éste ha sido "siempre" su modo de actuación en política, respetar las decisiones de la mayoría sin "desautorizar el proceso" de decisión, aunque en ocasiones haya estado en la "posición minoritaria".
En cualquier caso, ha emplazado a ver qué ocurre en la votación de mañana, si bien ha asegurado que cree que "todos los miembros destacados" del PSC van a respetar la decisión del Consell Nacional.