Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El excontable de Nóos alude a gastos en Washington y Brasil y a un safari en África cargados a Aizoon

El excontable del Instituto Nóos Marco Antonio Tejeiro ha detallado los distintos gastos que a nivel personal fueron cargados a la empresa propiedad de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, Aizoon, y, entre ellos, ha precisado que fueron imputados a esta mercantil diversos pagos en Washington después de que el matrimonio fijara su residencia a la capital estadounidense, así como un viaje de la pareja y sus hijos a Brasil y un safari en África.
"No correspondían al objeto social de Aizoon, pero me pidieron que los metiera", ha abundado el acusado, para quien la Fiscalía Anticorrupción reclama dos años de cárcel en virtud de un acuerdo de conformidad alcanzado hace año y medio, mientras que Manos Limpias eleva esta petición hasta los once años.
El inculpado se ha referido asimismo a facturas por servicios de 'coaching' que, según un informe del Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional en Baleares, fueron cargadas a Aizoon por un total de 6.672 euros, así como otros 707 euros por un curso de salsa y merengue.
En concreto, el dictamen del cuerpo detalla, en lo que a las clases de asesoramiento y 'coaching' se refiere, cómo la encargada de las sesiones explicó en su día que "Cristina fue la persona que me llamó" y adjuntó a su respuesta, atendiendo a los requerimientos de la Policía, un resumen del tiempo que dedicó a ello la Infanta: 29 horas y media de 2005 a 2007 y una hora por parte de Urdangarin en 2006.
Tejeiro ha sido inquirido asimismo por otra de las facturas cobradas a Aizoon y analizadas por la Policía en referencia a la compra de vino por 2.122 euros. "Me acuerdo de ella porque me llamó la atención", ha espetado. El informe de la Policía eleva, sin embargo, a 6.599 euros el importe que se abonó a través de Aizoon a Bodegas Baigorri, que facturó a la sociedad de los exduques la compra de diferentes cajas y botellas de vino con dirección en la calle Elisenda de Pinós de Barcelona -donde el matrimonio posee su palacete-.
Otra de las facturas analizadas durante la instrucción de la causa es una de 480 euros abonados a un proveedor dedicado a la organización de eventos, Miguel Navarro. En concreto, el pago es del 1 de mayo de 2007, si bien ya entonces Navarro utilizó el nombre de Triajock -empresa de animación infantil- pese a que ésta se constituyó en 2010 tras comprar los equipamientos a este proveedor.
También consta un gasto de 522 euros a favor de la empresa Okeanis por la organización y la decoración de la fiesta infantil con motivo del cumpleaños de uno de los hijos de los Duques de Palma. Se da la circunstancia de que la factura está fechada el 3 de mayo de 2007, una semana después de la celebración del evento. Es más, desde la empresa proveedora informaron a la Policía de que Urdangarin contrató personalmente sus servicios, mientras que el tema de la gestión del pago lo trataron con su secretaria personal, Julita Cuquerella.
En esta misma línea, el Grupo de Delincuencia Económica hace constar el dinero que destinó Aizoon a otro evento festivo: el cumpleaños de Urdangarin. En concreto, la empresa Gestió Integral d'Events percibió 338 euros por la decoración con globos del domicilio de los Duques, más conocido como el palacete de Pedralbes. El encargo fue realizado por Cuquerella, y la factura es del 13 de mayo de 2008.
EL CUMPLEAÑOS DE LA INFANTA, ORGANIZADO POR UN RESTAURANTE JAPONÉS
También el cumpleaños de la Infanta figura entre las facturas del informe, entre las que se incluye una fechada el 13 de junio de 2007, si bien sin importe alguno. La Policía indica que, tras ponerse en contacto con la empresa que organizó la fiesta, Kate-Sima Nagata, desde el departamento de contabilidad informaron de que no poseen la factura en la actualidad sino tan sólo un apunte contable, y que "con toda seguridad" lo que se contrató fue un 'catering' para ser servido fuera de su local.
Finalmente, el documento hace referencia a una factura librada el 10 de julio de 2008 por un importe de 217,5 euros para el alquiler de distintos elementos técnicos durante tres días. Más en concreto, se trata de varios cables de señal, un pie de micrófono con jirafa, un micro 'shure' con pinza, un cable 'mini-jack', un pedestal, una maleta, una caja 'Behringer' y una mesa. Desde la empresa proveedora, Sonostudi Audiovisuals, señalaron que el pago fue realizado en efectivo y Cuquerella fue quien se responsabilizó del material alquilado.