Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevos testigos declararán en próximos días en la causa abierta por la muerte de Asunta Basterra

Nuevos testigos declararán en próximos días ante el juez José Antonio Vázquez Taín en relación con la muerte de Asunta Basterra Porto, la menor cuyo cadáver se encontró en una pista forestal de Teo (La Coruña), según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.
Entre estas testificales, se incluye la de la hermana del hombre cuyo perfil genético se halló en la ropa de la menor y la propietaria de un local hostelero. Ambas serán por videconferencia desde la capital madrileña, como ocurrió en el caso de la pareja del citado hombre, que prestó declaración desde Madrid.
Las otras dos pendientes serán en Santiago. Entre estos testigos, están forenses que intervinieron en la diligencia del levantamiento del cadáver de la menor, según han precisado las mismas fuentes. A CLASE, "COMO SONÁMBULA"
Mientras, este martes dos profesoras de música de Asunta han confirmado ante el juez instructor que el padre de la menor, Alfonso Basterra, llevó en una ocasión a la niña a clase "drogada", con aspecto de estar sedada y "como sonámbula".
Las dos profesoras que han sido llamadas a declarar como testigos dentro de la causa que se instruye por la muerte de la menor han mantenido, en sede judicial, la declaración que realizaron ante la Guardia Civil tras el hallazgo del cadáver en una pista forestal de Teo.
Este martes estaban citados a declarar a petición de la Fiscalía dos profesoras de la niña y una vecina de la zona en la que fue localizado el cuerpo y que aseguró no haberlo visto cuando paseaba por la pista forestal después de la media noche.
Según han confirmado los abogados de la acusación particular, que ejerce la Asociación Clara Campoamor, entre las aportaciones al juez de las profesoras de música está el hecho de que Alfonso Basterra llevó a la niña el día 9 de julio a clase con síntomas de estar "drogada". En concreto, las docentes han precisado que la menor estaba "mareada" y "como sonámbula".