Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama promete reforzar el sistema de seguridad alimentaria de EE.UU.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, prometió hoy reforzar el sistema de seguridad alimentaria de su país, agobiado en los últimos años por normas obsoletas y una carga de trabajo que le ha impedido cumplir su tarea.
"Eso es inaceptable y cambiará" bajo el liderazgo de nuevas autoridades de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA), dijo Obama en su discurso radiofónico de los sábados.
El presidente anunció el nombramiento de Margaret Hamburg, como comisaria de la FDA, y de Joshua Sharfstein, como sub comisario principal, así como la creación de un nuevo Grupo de Seguridad Alimentaria.
La FDA es el principal organismo federal encargado de controlar la calidad y la seguridad en el suministro en el país de medicinas y alimentos.
Obama señaló que el trabajo de ese organismo ha permitido que Estados Unidos se destaque por ser uno de los países en que los productos de consumo son los más seguros.
Sin embargo, manifestó que en los últimos años esa seguridad se ha visto debilitada por leyes y regulaciones que no han sido actualizadas, por el aumento de las tareas que debe realizar el organismo así como por la falta de fondos y de personal.
El presidente estadounidense citó el caso del descubrimiento de espinaca contaminada en 2006, el de la bacteria salmonella en pimientos y posiblemente tomates el año pasado y el de productos de maní (cacahuate) en mal estado que causaron intoxicaciones y la muerte de nueve personas este año.
La FDA también ha tenido que retirar del mercado una serie de medicamentos debido a sus efectos secundarios.
Obama indicó que esos casos son un recordatorio de cuán trágicas pueden ser las consecuencias cuando los productores de alimentos actúan de manera irresponsable y el gobierno es incapaz de cumplir su tarea.
"Lo que es peor, estos incidentes reflejan la preocupante tendencia" que se ve en los casos de productos contaminados que han aumentado de una media de 100 anuales a comienzos del decenio de 1990 a 350 ahora, dijo.
"La seguridad alimentaria es algo que tomo muy en serio, no sólo como presidente, sino como padre", dijo Obama, quien tiene dos hijas pequeñas.
"Proteger la seguridad de nuestros alimentos y nuestras medicinas es una de las responsabilidades más fundamentales de un gobierno... y tengo la intención de cumplirla", señaló.