Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Olmert ve "inevitable" que parte de Jerusalén sea capital de Estado palestino

El primer ministro saliente de Israel, Ehud Olmert, reconoció hoy que su país no alcanzará la paz con los palestinos "salvo que parte de Jerusalén se convierta en la capital del (futuro) Estado palestino".
"No debemos engañarnos. Este paso es inevitable", subrayó en una conferencia en el norte del Estado Judío, informan medios locales.
El sucesor designado de Olmert, el líder del Likud Benjamín Netanyahu -que actualmente negocia la formación de una coalición de Gobierno- se opone tajantemente al reparto de la ciudad santa, cuya parte oriental ocupa Israel desde la Guerra de los Seis Días de 1967.
El todavía jefe de Gobierno israelí y el presidente palestino, Mahmud Abás, se comprometieron en la Conferencia de Annapolis (EEUU) de noviembre de 2007 a cerrar un acuerdo de paz que implicara la creación de un Estado palestino antes de que George W. Bush abandonase la Casa Blanca, el pasado enero.
Aunque el proceso negociador fracasó, Olmert ha pedido en varias ocasiones que se abandone el sueño del "Gran Israel", que consiste en un Estado Judío desde el Mediterráneo al Jordán, en pos de una paz con los palestinos que garantice la supervivencia de su país como Estado.
El pasado septiembre, en una importante entrevista al diario "Yediot Aharonot", Olmert abogó por ceder los Altos del Golán, Cisjordania y parte de Jerusalén Este a cambio de la paz con sirios y palestinos.