Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP-A suma unas 185.000 firmas contra el impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía

Los 'populares' advierten de que "no vamos a contentarnos con medidas de maquillaje"
El vicesecretario de Coordinación Política del PP andaluz, Toni Martín, ha anunciado este jueves que la formación, puesta en marcha hace poco más de un mes, lleva unas 185.000 firmas recogidas contra el impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía.
"Son 185.000 firmas de andaluces que son un clamor contra el impuesto de sucesiones y donaciones", ha dicho, asegurando, además, que "nos coloca a un paso de lograr el objetivo inicial, que era reunir 200.000". Por ello, ha asegurado que, al sobrepasar en unos días esa cantidad, se están planteando ampliar la campaña para que "no dejar a ningún andaluz sin la posibilidad de expresar con su firma el rechazo a la continuidad de este impuesto".
Martín, junto con el vicesecretario general del PP de Málaga, Manuel Marmolejo, ha hecho en Málaga balance de la campaña 'Hereda 100X100', de recogida de rúbricas contra el impuesto de sucesiones y donaciones, y ha criticado que "a través de él y de toda la carga fiscal que el Gobierno andaluz echa a las espalda de los andaluces, nos han convertido en los españoles que más impuestos pagamos".
En el caso de Málaga, son entre 25.000 y 30.000 firmas las que se han recogido, que "son gritos contra la injusticia que supone el agravio de este impuesto para los ciudadanos de Málaga y de Andalucía".
El objetivo de las firmas, ha recordado el vicesecretario de Coordinación Política del PP-A, es "obligar a Susana Díaz --presidenta de la Junta-- a abandonar su soberbia, reconocer que es un impuesto injusto y eliminarlo".
Al respecto, ha incidido en que "sólo el PP defiende la eliminación de este impuesto", ya que ha relatado que "hasta en cuatro ocasiones, recientemente, y muchas más a lo largo de los últimos años, el Parlamento andaluz ha rechazado propuestas del PP para eliminar este impuesto".
"NO VAMOS A CONTENTARNOS CON MEDIDAS DE MAQUILLAJE"
Martín ha afirmado que el PSOE y, "ahora su socio de gobierno, Ciudadanos (C's), se han mostrado contrarios a la eliminación de este impuesto", advirtiendo, además, que "no vamos a contentarnos con medidas de maquillaje" en relación con la posibilidad "de reducir en algo el impuesto o a un grupo concreto".
En este punto, ha subrayado que "los ciudadanos están firmando por la eliminación total del impuesto de sucesiones y donaciones" y ha añadido que "si están tomando estas pequeñas medidas de maquillaje, desde C's y el PSOE, no es porque crean que es injusto el impuesto", sino que, a su juicio, "lo hacen ante el efecto que está causando este auténtico tsumami de firmas que en toda Andalucía estamos reuniendo".
"Mientras nosotros hemos estado en la calle recogiendo firmas, otros han estado metidos este mes en los despachos, haciendo cábalas, números, sobre si serían capaces o no de moverle la silla a su secretario general y en debates que tenían más que ver con la política nacional que con los problemas concretos de los andaluces", ha criticado.
Ha rechazado también las críticas de la presidenta de la Junta en relación con que "estamos ante un impuesto de ricos" y ha añadido que "en vez de denigrar esta campaña o despreciar el valor de las firmas de tantos miles de andaluces; Díaz quizá debería mirar a los ojos a los ciudadanos que no han podido heredar el negocio familiar que sus padres pusieron en pie a lo largo de décadas de trabajo cuando pagaron sus impuestos religiosamente".
Y también, ha continuado, a los ciudadanos que "no han podido heredar la vivienda familiar", ya que "no pueden ni recibirlas por la enorme carga que suponen este impuesto, que al final se convierte en confiscatorio en el momento que los herederos no pueden acceder a los bienes".
En este punto, ha recordado que unas 8.000 personas se censan cada año en otras comunidades autónomas "para evitar el pago de este impuesto", señalando, además, que "los andaluces perdemos toda la tributación de esta persona, que en muchos casos continúan viviendo en Andalucía y disfrutando de unos servicios que acabamos pagando entre los demás".
Por último, Martín también ha incidido en que son 6.000 las renuncias al año, que "se producen por no poder afrontar el impuesto de sucesiones y donaciones", ha concluido.