Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP balear insta al Consulado en Moscú a dar salvoconducto para bebé nacido de maternidad subrogada

El cónsul se negó a registrar al bebé porque la madre, mujer soltera, no ha podido aportar material genético que demuestre filiación con su hija
El PP en Baleares ha instado al Consulado de España en Moscú a que otorgue un salvoconducto para que la ibicenca María Teresa Gregorio Roig pueda regresar a España con el bebé de ocho meses que quiere registrar como su hija y que se gestó en el vientre de otra mujer.
El diputado popular Miquel Jerez, a través del Grupo Parlamentario Popular, ha presentado una proposición no de ley con carácter de urgencia para que el Parlament inste al Gobierno central a solicitar al Consulado que otorgue el salvoconducto a este bebé, "de acuerdo con lo que establecen los artículos 7 y 8 del Real Decreto 116/2013 sobre expedición de pasaporte provisional y salvoconducto y de acuerdo con la orden del Ministerio a los Consulados españoles para la inscripción de los menores nacidos por gestación subrogada".
En esta proposición no de ley, los 'populares' solicitan también que, mientras se resuelve la situación de María Teresa y su hija, se les facilite, a través del Consulado español en Moscú, la asistencia "imprescindible" ante cualquier eventual situación de necesidad que ambas puedan presentar.
La iniciativa del Grupo Popular reclama asimismo la modificación de la Ley de Registro Civil para facilitar la inscripción en el Registro Civil de los menores nacidos por gestación subrogada en el extranjero, de acuerdo con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que protege el interés superior del menor frente a cualquier otro.
El diputado Jerez ha descrito la situación de María Teresa y su hija Karla como "injusta y muy compleja, incluso económicamente". "No podemos permitir que estén sufriendo esta situación, por lo que hemos activado esta iniciativa parlamentaria que también busca que sea el Parlament el que se pronuncie de una manera determinante y concluyente sobre este caso".
"Por ello, confío en que todos los grupos parlamentarios la hagan suya y la suscriban, siempre en beneficio de Karla y su madre", ha explicado.
SITUACIÓN DE DESAMPARO PARA MADRE E HIJA
Para Jerez, "es momento de agitar conciencias ante una situación de desamparo como la que ahora atraviesan madre e hija en Rusia. María Teresa sabe lo que estamos haciendo y está absolutamente agradecida y nos pide que hagamos de altavoces ante su mensaje de auxilio que quiere hacer llegar a Baleares y el conjunto de España".
Jerez ha explicado que desde el PP de Ibiza también se han dirigido al partido a nivel nacional para que se concierte una reunión con un responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores, con el fin de trasladarle esta petición en primera persona.
"Aparte de las medidas anunciadas", ha dicho Jerez, "no descartamos activar más, todas las que sean necesarias para resolver el problema de Maria Teresa y Carla".
"El sentido común tiene que imponerse a la burocracia y pedimos sensibilidad y ayuda en su nombre y que todo el mundo haga suyo este documento para que la voz de María Teresa sea escuchada allá donde sea necesario", ha concluido.
El cónsul se negó a expedir el salvoconducto para el bebé porque alega "dudas sobre el hecho de que la solicitante sea realmente la madre de la menor y pueda representarla", indicaron en un comunicado los asesores legales de María Teresa, que han presentado un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que deberá dirimir este caso.
La mujer denuncia que el diplomático le acusó de robar niños y le advirtió de que, llegado el momento, ella tendría que ir a España y la niña se quedaría en un orfanato ruso. María Teresa alega en su favor que cuenta con una sentencia de un juez ruso que la reconoce como la madre legal de la menor y confirma que "se ha aplicado correctamente la ley rusa respetando los derechos de todas las partes involucradas en el procedimiento de gestación subrogada".