Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diputado del PP Gerardo Camps: "Los compañeros del PP que son corruptos no son compañeros"

El exvicepresidente del Gobierno valenciano y ahora diputado del Partido Popular por Alicante, Gerardo Camps, ha asegurado hoy tras conocer la macro operación llevada a cabo por la Guardia Civil contra exdirigentes populares que "los compañeros del PP que son corruptos no son compañeros".
En declaraciones a Europa Press, Gerardo Camps ha explicado que se encontraba en su casa de Benidorm en y que "ni hasta ahora, ni hoy" se le ha comuicado nada por parte de la Guardia Civil ni del Juzgado que investiga el caso surgido a raíz de la investigación de la empresa pública Imelsa.
Gerardo Camps salía así al paso de alguna información que le había relacionado con la presunta trama de corrupción. "Ni antes, ni hoy" me han comunicado nada, insistió y añadió que ni su casa familiar ni la de Benidorm han sido objeto de registro.
El diputado popular añadió que el único que tiene potestad para investigar es el Juzgado que está instruyendo esta causa y que no cree que a él se le vaya a investigar. "No se ha hecho ninguna diligencia" ni ahora, ni "anteriormente", puntualizó.
Camps no quiso dar su opinión sobre la macrooperación desarrollada hoy por la Guardia Civil en la que ha resultado detenido, entre otros, el expresidente del PP de Valencia y expresidente de la Diputación valenciana. Pero sí quiso dejar claro que "los compañeros del PP que son corruptos, no son compañeros".
Según las fuentes consultadas, la investigación se inició a partir de una denuncia presentada ante la Fiscalía de Valencia por una presunta gestión irregular de la empresa pública Imelsa por parte de su entonces director gerente, Marcos Benavent.
Sin embargo, las investigaciones apuntaron a que la trama afectaba a un ámbito mucho mayor y se presentó una querella más detallada ante los Juzgados de Valencia. El pasado marzo, el juez incoó diligencias por diversos delitos contra la administración pública --entre ellos los de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, cohecho y blanqueo de capitales--.
El caso está en manos del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia y la Fiscalía Especial contra la Corrupción y el Crimen Organizado a través de su Delegación en Valencia.
La operación de hoy la ha llevado a cabo la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil en calidad de Policía Judicial y se ha dirigido contra una trama de corrupción infiltrada en varias administraciones públicas valencianas --Ayuntamientos, Diputación Provincial de Valencia y Generalitat--.
Los integrantes de esta trama se servían de sus puestos de responsabilidad en las administraciones o en empresas públicas para presuntamente obtener comisiones a cambio de contratos fraudulentos. Entre los detenidos --se prevén un total de 24-- están el expresidente 'popular' de la Diputación de Valencia Alfonso Rus y la exconcejal en la capital María José Alcón.