Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP de Madrid buscará la reprobación de la delegada de Cultura en el pleno

La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, será la destinataria de dos de las propuestas de la oposición en la segunda jornada en las que queda divivido el Pleno de Cibeles desde este mes de febrero, una en la que el PP pedirá su reprobación por la aplicación de la Ley de Memoria Histórica y la segunda en la que se abordarán los contratos menores, como el que se quería firmar con la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).
Los populares pedirán la reprobación de Mayer y que la alcaldesa, Manuela Carmena, la cese como delegada. La regidora, sin embargo, ya declaró que no cesará a la concejala porque hacerlo ahora sería "injusto" y añadió que diseñarán juntas la reestructuración del área.
Los socialistas llevarán al Palacio de Cibeles la formación de los policías municipales en la academia de Ávila mientras que el PP reclamará la apertura del teatro Bodevil.
La instalación de ascensores, un plan de control tributario, el acceso a los expedientes municipales y la firma de un convenio con la plataforma de Afectados por la Hepatitis C serán otras de las cuestiones que pasarán por el Pleno.
Por último, los socialistas plantearán que el Ayuntamiento se persone como parte perjudicada civilmente en los procesos penales derivados de asesinatos por violencia de género que se puedan producir en la ciudad.