Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diputado escindido del PSC mantendrá su escaño en el Parlament y apoyará la Ley de Consultas

El diputado socialista en el Parlament Joan Ignasi Elena ha anunciado este jueves que prevé mantener el escaño, pese a salir hace dos meses del PSC para emprender una aventura política en solitario con la corriente crítica que fundó, Avancem.
Lo ha declarado a los periodistas en el receso de una jornada de debate de Avancem y NECat, donde ha precisado que la decisión definitiva la tomará en los próximos días antes de que empiecen las sesiones plenarias.
Por ahora, mantiene el acta parlamentaria: cuando se le ha preguntado si apoyará la ley de consultas no refrendarias que se votará en la Cámara, ha respondido: "Naturalmente".
Esta ley, avalada por el Consell de Garanties Estatutàries por cinco votos a cuatro, se debatirá en el Parlament a finales de septiembre, por lo que, si Elena quiere apoyarla, deberá mantener el acta y dejar el Grupo Socialista para convertirse en diputado no adscrito.
DIFERENCIAS CON EL 9N
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, tiene previsto reunirse con Elena en septiembre para abordar esta cuestión, pero en numerosas ocasiones ya le ha pedido que deje el escaño ya que lo logró bajo unas siglas, las del PSC, a las que ha renunciado.
Elena afirma que sí puede seguir como diputado pese a dejar las siglas del PSC, ya que su función es representar un espacio socialista que, a su juicio, ha dejado de representar el partido de Iceta al desmarcarse de la consulta del 9N tal como está planteada.
Para el líder de Avancem, el PSC se ha desmarcado de su "compromiso electoral" de apostar por una consulta, por lo que su función en el Parlament sería defender ese espacio socialista que sí avala el 9N, dice.
El PSC argumenta que si no apoya la consulta es porque no se ha formulado como él pide y se recoge en su programa: que sea legal y pactada con el Gobierno central.