Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSE acusa a Urkullu de ser "cómplice" de Rajoy con su "silencio" ante el drama de los refugiados y pide que se posicione

La ponencia sobre refugiados de las Juntas de Gipuzkoa comenzará sus trabajos el miércoles y tendrá dos meses de duración
La Secretaria de Ciudadanía y Libertades Públicas del PSE-EE, Rafaela Romero, ha exigido al Gobierno vasco e instituciones vascas que "planten cara" al Gobierno en funciones del PP y demanden la acogida de refugiados prometida. En ese sentido, ha acusado al lehendakari, Iñigo Urkullu, de ser "cómplice" de Mariano Rajoy con su "silencio" ante el drama de los refugiados y le ha pide que se "posicione" para no colaborar con "esta ignominia".
Romero ha ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián, acompañada por la presidenta de la Comisión sobre Refugiados de las Juntas Generales de Gipuzkoa y procuradora socialista, Susana García Chueca, han anunciado que el PSE-EE ha registrado este viernes una Propuesta de Resolución pidiendo a la Cámara de Gipuzkoa que rechacen el preacuerdo alcanzado entre la Unión Europea con Turquía para las devoluciones masivas de refugiados y defiendan el derecho de asilo.
Esta iniciativa también está siendo registrada mediante una moción en los distintos ayuntamientos guipuzcoanos en los que el PSE-EE tiene representación. Además, los socialistas registrarán también la próxima semana una iniciativa en el Parlamento vasco, todo ello con el objetivo de reclamar que las instituciones vascas exijan a la Unión Europea y a los estados miembros que "den una respuesta humanitaria urgente ante la actual situación que viven las personas refugiadas".
Romero ha denunciado que Rajoy "no tiene legitimidad política, ni moral para firmar un acuerdo indigno e ilegal" porque no puede tomar en Bruselas decisiones "sin contar con la opinión mayoritaria del Congreso de los Diputados". "Hay una mayoría política en el Congreso, 203 de 350 diputados, que le ha exigido que no firme el acuerdo y que retire el apoyo de España como miembro de la Unión Europea", ha destacado.
Tras lamentar que hasta la fecha en Euskadi el grupo de trabajo interinstitucional, impulsado a instancias de los socialistas, en el que están representados Gobierno vasco, las diputaciones y los ayuntamientos únicamente haya mantenido reuniones técnicas, ha insistido en exigir al Ejeuctivo de Urkullu que pida al Gobierno central en funciones una reunión urgente de todas las comunidades autónomas para la acogida de los refugiados.
Esta petición la presentará el Grupo Parlamentario del PSE-EE a la Mesa del Parlamento Vasco la próxima semana mediante una propuesta vía Enmienda que pretende ser una llamada también "a la rebelión democrática" de Euskadi frente a la actitud de "desidia y abandono" de los refugiados por parte de Rajoy y su gobierno en funciones, que no se ha caracterizado por "respetar los Derechos Humanos".
Por eso, le ha dicho a Urkullu que "las competencias también se defienden para garantizar los derechos humanos de las personas y me ofende como vasca que hayamos mantenido el silencio ante la actuación del Gobierno de España". A su juicio, esta inacción nos hace "cómplices" de lo que ha calificado como una "ignominia" que realiza la Unión Europea y los jefes de Estado de Europa.
Además, el PSE-EE en la Cámara Vasca va a solicitar también la creación de una Comisión sobre refugiados, "un intergrupo " en el Parlamento Vasco, con las mismas características de la Comisión creada en las Juntas Generales de Gipuzkoa para diagnosticar la situación de los refugiados y adoptar las "mejores" medidas para cuando estas personas se instalen en Euskadi.
PONENCIA EN GIPUZKOA
Por su parte, García Chueca ha anunciado que el próximo miércoles, 16 de marzo se reúne por primera vez la Ponencia de las Juntas de Gipuzkoa que tiene como objetivo abordar durante dos meses la problemática de las personas refugiadas, "una vez lleguen a nuestro Territorio", para conocer mediante la comparecencia de asociaciones y profesionales, cuáles son las necesidades y las respuestas "adecuadas".
Según estimaciones del Gobierno vasco, de los 18.000 refugiados que España tiene que acoger, Euskadi podría recibir a 1.000, una cifra aproximada calculada a partir de los criterios de la Unión Europea para la distribución de refugiados entre los estados miembros, en la que se tiene en cuenta la riqueza y la población de las regiones. De estas cifra, aún pendiente de confirmación, 520 personas serían acogidas en Bizkaia, 330 en Gipuzkoa y 150 en Álava.
En su opinión, la respuesta a dar a estas personas es "global e integral" y también "específica, a la carta". "Cada persona va a venir con una mochila de mucho sufrimiento y a esto hay que darle respuesta también, no sólo lo inmediato: alojamiento, vestido, educación, sino también un apoyo psicológico, muy importante, además de jurídico".
"No nos olvidemos, todas las personas refugiadas sufren, pero más vulnerables si cabe son las mujeres y los niños, a los que deberíamos estar garantizando seguridad y apoyo porque ya vienen huyendo de una carga de violencia extrema y la respuesta que están recibiendo de Europa es más abandono y más violencia", ha manifestado.
Tras pedir a los guipuzcoanos que acojan "con cariño" a los refugiados, la juntera socialista ha anunciado que el PSE se acercará a las asociaciones que apoyan a los refugiados para que, según sus necesidades, los afiliados, en las distintas agrupaciones, puedan colaborar recogiendo material o productos de primera necesidad.