Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSM exige el cese del concejal del PP de Hortaleza (Madrid) que destituyó a una funcionaria por ser madre

La secretaria de Igualdad del PSM y diputada regional, Carmen Toledano, ha exigido a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que cese al concejal del PP del distrito de Hortaleza, Ángel Donesteve, por destituir a una funcionaria por ser madre.
"Desde el PSM nos sumamos a la petición realizada por el Grupo Municipal Socialista y le exigimos a la alcaldesa de Madrid que cese de inmediato al concejal de su Grupo y que sea coherente con sus propias palabras al señalar que siente repulsa por las declaraciones ofensivas de dicho concejal", ha señalado Toledano.
A su juicio, si Botella no le cesa "será cómplice no sólo de esas declaraciones ofensivas, sino de un grave atentado al principio de igualdad entre hombres y mujeres reconocido en nuestra legislación".
Para la responsable socialista, la decisión adoptada por el concejal es "indigna e inmoral" y supone una "violación clara" del principio de igualdad ante la ley, consagrado en la Constitución, y la actual Ley para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres aprobada en el año 2007.
En este sentido, ha señalado que Donesteve ha demostrado "no conocer una legislación básica y que obliga a los poderes y representantes públicos" además de "una actitud claramente machista y retrógrada", al "seguir considerando a las mujeres como personas incapaces de compatibilizar su trabajo con las responsabilidades familiares".
En este sentido, la responsable socialista ha explicado que las administraciones públicas y sus representantes no pueden vulnerar lo establecido en la legislación en materia de protección a la maternidad. La Ley de Igualdad, en varios de sus artículos, establece el derecho de conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la obligación de las Administraciones de facilitarlo.
"Las mujeres hemos ido avanzado en la conquista de nuestros derechos y libertades, disponemos de una legislación que garantiza y favorece una sociedad más igualitaria y que erradique las discriminaciones tradicionales de género", ha constatado Toledano.
A este respecto, ha advertido de que el PSM no va a permitir "retrocesos en el reconocimiento de estos derechos, ni que se utilice la maternidad como arma arrojadiza contra las mujeres, o como tapadera para otros fines, porque la capacidad de trabajo y responsabilidad de las mujeres en el ámbito laboral no puede valorarse en función de su condición de madre".