Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE-A cree que la "obsesión" de Podemos con la "deriva soberanista" impide acuerdo político sobre agenda social

El PSOE-A ha acusado este viernes a Podemos de abandonar la agenda social que debe ser prioritaria en España para pasar a convertirse en el principal factor de defensa del "soberanismo, del independentismo y del nacionalismo radical en España".
En rueda de prensa, el portavoz del PSOE-A en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha puesto en valor la "agenda social" que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, registró ayer en el Congreso, compuesta por 17 iniciativas socialistas para la XI legislatura, que versan sobre materias como la defensa de las pensiones y de la sanidad pública o la derogación de la actual reforma laboral.
Jiménez ha indicado que no se entiende que Podemos, que se define como partido de izquierdas, haya abandonado la agenda social y se haya metido en la "deriva soberanista". En su opinión, esa formación, con Pablo Iglesias al frente, se ha convertido en "el principal factor de defensa del soberanismo, del independentismo y del nacionalismo radical en España".
Para Mario Jiménez, la "obsesión" de Podemos con las cuestiones territoriales "impide un acuerdo político" del PSOE con esa formación que haga posible poner en marcha la agenda social que los socialistas han puesto sobre la mesa y que refleja claramente las prioridades de los ciudadanos.
Según ha señalado, esa agenda social es una "guía fundamental para sanar el daño que han hecho las políticas del Gobierno del PP" en este país. A su juicio, quien no apoye la agenda social que el PSOE ha planteado, "no tiene de verdad conciencia de izquierda ni de los problemas reales de los ciudadanos".
Ha manifestado que no tiene sentido que Podemos ponga sobre la mesa exigencias que no conectan con los problemas reales de los españoles y ha insistido en que ante el problema del independentismo, solo cabe una respuesta de unidad de todos los demócratas y de defensa del estado de derecho y del orden constitucional.
El dirigente socialista ha pedido a Podemos que priorice, porque la prioridad de los españoles no es la celebración de un "referéndum, ilegal" en Cataluña, sino la lucha contra el desempleo, la mejora de las pensiones o acabar con la Ley "mordaza" y con la Lomce.
Ha recalcado que la agenda social que el PSOE ha puesto sobre la mesa debería ser prioritaria para el conjunto de partidos de izquierdas del país.