Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE quiere abrir su acuerdo con C's a otros partidos pero siempre que las propuestas no entren "en contradicción"

La Ejecutiva socialista analizará a partir de las 9.00 horas el documento pactado con el partido de Albert Rivera
El PSOE aspira a sumar acuerdos con otras fuerzas políticas a su pacto con Ciudadanos, de manera que las políticas que se negocien se incorporen a programa de gobierno "reformista y de progreso", pero siempre que no entre "en contradicción" entre sí ni tampoco con "los fundamentos programáticos del PSOE", han informado a Europa Press fuentes socialistas.
La Ejecutiva federal del PSOE analizará a partir de las 9.00 horas un documento pactado con el partido de Albert Rivera, "un acuerdo de investidura y legislatura para apoyar" un posible gobierno de Pedro Sánchez.
El acuerdo ha sido posible después de que el líder de los socialistas aceptara la propuesta del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que condicionó el pacto a una reforma exprés de la Constitución con cinco grandes objetivos: suprimir las diputaciones, eliminar los aforamientos, despolitizar la justicia, facilitar la presentación de iniciativas legislativas populares y limitar a dos los mandatos en la Presidencia del Gobierno.
Sánchez ha aceptado esta oferta y se ha mostrado dispuesto a cerrar un acuerdo al que ha invitado a sumarse a otras fuerzas. De hecho, después de anunciar que esperaba cerrar este acuerdo de legislatura con Ciudadanos, el PSOE ha mantenido sus conversaciones con Podemos, IU-Unidad Popular y Compromís.
"ES NECESARIO QUE SE INCORPOREN MÁS FUERZAS"
Los socialistas consideran que su acuerdo con Ciudadanos está "abierto a la participación de otras fuerzas políticas". El acuerdo, han señalado fuentes de este partido a Europa Press, "no es exclusivo ni excluyente, porque ambas fuerzas entienden que es necesario que se sumen más fuerzas para que se produzca el cambio".
Los 130 diputados que sumarían PSOE y Ciudadanos no son suficientes para que Sánchez sea investido: necesitaría la abstención de Podemos o del PP para ser nombrado presidente del Gobierno.
Y los socialistas descartan al PP y confían en poder llegar a acuerdos con IU, Compromís, PNV, Coalición Canaria y Podemos. Eso sí, apuntan que los pactos que se puedan alcanzar "no entrarán en contradicción entre sí" y se ajustarán a "los pilares básicos del documento de gobierno presentado por el PSOE".
Además, recalcan que "nada de lo que se incorpore al programa de gobierno a propuesta de otros partidos entrará en contradicción con los fundamentos programáticos del PSOE". Fuentes socialistas recalcan que, en esta negociación, el PSOE se ha mantenido fiel a su ideario.
De hecho, defienden que el acuerdo con Ciudadanos recoge "los pilares básicos" de la propuesta del programa de gobierno enviada por el PSOE el 8 de febrero a los partidos políticos y "se complementa" con las aportaciones de Ciudadanos.