Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide un crédito extraordinario para atender la hambruna en las regiones del Lago Chad y Cuerno de Africa

Presentan una proposición no de ley en el Congreso que reclama más recursos para la Oficina de Atención Humanitaria
El Grupo Socialista ha registrado este viernes una iniciativa parlamentaria para reclamar al Gobierno que autorice un crédito extraordinario con el fin de que la Cooperación Española contribuya a atender las crisis alimentarias y hambrunas en países del Lago Chad y Cuerno de África.
"Hay 20 millones de personas en inseguridad alimentaria severa y en peligro de inanición, pueden morir decenas de miles de personas si no se ponen los medios", advierte la portavoz socialista en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Carlota Merchán, que ha registrado la iniciativa --una proposición no de ley-- junto al secretario general del Grupo, Rafael Simancas, y su adjunta, Meritxell Batet.
La proposición, que presentan para que se debata por el Pleno del Congreso, solicita al Gobierno que tramite el crédito extraordinario que sea necesario para que la Oficina de Acción Humanitaria del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación pueda movilizar recursos para atender esta emergencia, la mayor crisis alimentaria de la última década, según Naciones Unidas.
"La comunidad internacional debe dar respuesta si no queremos ser testigos de decenas de miles de muertes como ya sucedió en 2011", subrayan los socialistas, que recuerdan cómo ese año la hambruna que afectó al Cuerno de Africa mató a 260.000 personas.
Las regiones del Lago Chad y el Cuerno de África padecen de manera recurrente severas crisis alimentarias. La combinación letal de conflictos enquistados y sequías extremas, unido al impacto del fenómeno atmosférico conocido como el Niño, están detras de algunas de estas hambrunas, exponen los socialistas en la exposición de motivos de la iniciativa.
En Nigeria, la situación se agrava con el terrorismo de Boko Haram, que ha provocado el desplazamiento de miles de personas y añade un factor más de dificultad para el cultivo y la distribución de alimentos. Se estima en casi cinco millones las personas que se encuentran al borde de la hambruna en este país de Africa Occidental.
En parte de Sudán del Sur ya se ha declarado la hambruna, con seis millones de personas en estado de inseguridad alimentaria severa y con dos millones de desplazados internos.
La sequía que afecta a Etiopía, Somalia y Kenia en el Cuerno de Africa ha asolado las cosechas de alimentos y provocado la muerte de gran parte del ganado. Unos 11 millones de personas se enfrentan a la escasez de alimento. Solo en Somalia se calcula que tres millones están en máximo riesgo.
Los socialistas llaman también la atención sobre la situación en Yemen, en la Península Árabiga, y donde casi siete millones de personas están en situación de hambre extrema. A la hambruna se suma el conflicto armado con los rebeldes hutíes y una epidemia de cólera.