Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE no acepta el veto del PP y le acusa de actuar por "miedo" y de no tener "cultura democrática"

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, ha asegurado este lunes que su formación no acepta la decisión adoptada por la Mesa de la Cámara que, gracias a la mayoría del PP, ha vetado el debate de la moción los socialistas querían someter a votación este martes en el Pleno para reprender al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sus "mentiras" sobre el caso Bárcenas. Según Madina, el PP ha vetado el texto por "miedo" y porque carece de "cultura democrática".
En una rueda de prensa en la Cámara Baja, tras la reunión de la Mesa del Congreso, Madina ha avanzado que su formación defenderá "la validez reglamentaria" de su texto en la reunión que este martes celebrará la Junta de Portavoces. Y es que, según ha insistido, el PP ha vetado la iniciativa "sin argumentación jurídica" limitándose a hacer una "valoración subjetiva de su contenido".
"Al PP no le gusta y le resulta incómoda, pero si todos los temas vinculados a la corrupción para el PP son incómodos, para nosotros son cómodos", ha resumido.
CRÍTICAS A COSPEDAL
Madina se ha mostrado especialmente crítico con la secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, quien pocas horas antes de que se reuniera la Mesa de la Cámara, ya había anunciado desde la sede nacional del partido que la moción del PSOE no pasaría el filtro del órgano de gobierno de la Cámara porque estaba "fuera de lugar jurídica y constitucionalmente".
"No aceptamos el mandato del PP, de la señora Cospedal y del Gobierno sobre el Parlamento", ha proclamado, dejando claro que el primer partido de la oposición va a seguir tratando de que Rajoy "asuma las responsabilidades que le corresponden por haber mentido" en sede parlamentaria.
Madina ha rechazado el argumento esgrimido por la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, que ha justificado el veto alegando que la moción registrada por el PSOE no es "congruente" con el contenido de la interpelación que la semana pasada dirigió al Gobierno.
"No hay un problema de congruencia y no es una moción de censura encubierta", ha rebatido el dirigente socialista, haciendo hincapié en que si hubiera querido utilizar este instrumento, el PSOE lo había utilizado y que, de hecho, no lo descarta para el futuro.
"DESBARAJUSTE MENTAL"
En este punto, ha recalcado que lo que quería hacer ahora el PSOE era presentar una moción y que, como cualquier otro grupo parlamentario, su partido es "dueño" de sus iniciativas y el PP no puede "apropiarse de lo políticamente ajeno". "Si esta es la cultura democrática del PP, entonces el PP no tiene cultura democrática", ha denunciado.
"El PP gobierna en España y no contento con eso quiere gobernar también el Congreso de los Diputados", se ha quejado, incidiendo en que la decisión del partido que apoya al Gobierno tiene una "enorme gravedad" y que demuestra que los 'populares' tienen "un desbarajuste mental" sobre lo que significa la separación de poderes.
Madina ha defendido que el pasado miércoles, en el Pleno del Congreso se debatió sobre "escándalos de corrupción que asolan al PP y al Gobierno y que es evidente que bloquean al PP y al Gobierno. Lo que no sabíamos es que ese miedo que paraliza al PP está sirviéndole al PP para intentar paralizar el Parlamento y para tratar de bloquear su normal funcionamiento".