Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y UPyD lamentan la lentitud de la Justicia en el caso Guateque y, junto a IU, ven inadecuado el modelo de licencias

Los grupos municipales de PSOE y UPyD han lamentado la tardanza en la instrucción judicial del Caso Guateque y consideran, junto a IU, que el modelo para la concesión de licencias que ha aplicado el Ayuntamiento de Madrid posteriormente no es adecuado pues genera "inseguridad jurídica y económica".
El portavoz municipal de UPyD, David Ortega, ha tildado de "inadmisible e inasumible" que una vez pasados siete años sobre este presunto caso sobre concesión irregular de licencias se esté en la fase de conclusiones de la Fiscalía, en referencia a una información publicada este lunes por el diario El Mundo.
En este sentido, ha aludido a que le preocupa que se demore tanto la instrucción y ha subrayado que en materia de licencias urbanísticas tiene que "haber máxima transparencia y eficacia", procurando un modelo que haga que la administración funcione bien.
Al respecto, su homólogo en el PSOE, Jaime Lissavetzky, ha lamentado también la lentitud de la justicia sobre este caso y ha criticado que el entonces alcalde de la ciudad Alberto Ruiz-Gallardón adoptó una actitud de "patadón para arriba" con la aplicación de un modelo de entidades colaboradoras.
En este sentido, el edil del PSOE Diego Cruz ha comentado que con el modelo adoptado por el Ayuntamiento tras el caso "se ha criminalizado a los funcionarios" y que las diferentes ordenanzas que regulan ahora la concesión de licencias genera "inseguridad jurídica y económica".
Por otro lado, el portavoz municipal de IU, Ángel Pérez, ha dicho también en rueda de prensa que a reforma de la gestión de licencias "da pánico" pues existen tres ordenanzas e implica la presencia tanto de distritos como las entidades colaboradoras, lo que supone un "lío tremendo" desde el punto de vista normativa de cara a abrir un negocio.