Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE permitirá el voto electrónico en su consulta, además de en urna, si llega a un acuerdo de investidura

El PSOE permitirá el voto electrónico, además de con papeleta en urna, en la consulta a la militancia que convocará si llega a un acuerdo político para la investidura de su secretario general, Pedro Sánchez, han informado a Europa Press fuentes socialistas.
Según estas fuentes, las bases para la consulta que se aprobarán este jueves incluirán el doble formato, de manera que los afiliados podrán ejercer este derecho de manera presencial, votando en una urna en sus agrupaciones, o por medios telemáticos.
Así se recogerá en el documento que aprobará esta tarde la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal. Previamente, el 'número dos' del PSOE, César Luena, se ha reunido con los secretarios de Organización del partido en las federaciones para hablar de este asunto.
Este jueves se dará luz verde a las normas internas, pero no habrá una convocatoria en firme de la consulta, ya que sólo se organizará cuando se cierre un acuerdo con otros partidos, en el caso de que así sea. Dado que esto podría ocurrir en las próximas semanas --ya que Sánchez quiere someterse a la investidura los primeros días de marzo-- Ferraz quiere tener todo preparado por si llega ese momento.
En el caso de que haya un acuerdo, la dirección fijará una fecha, que contemplará una jornada de voto en urna y que dará varios días para opinar por internet. En cualquier caso, fuentes socialistas han asegurado que no será el 28 de febrero, para respetar el Día de Andalucía.
Los militantes que deseen ejercer su voto de manera electrónica tendrán que solicitar con anteriorioridad --también por internet-- esa posibilidad y después contarán con el plazo que marque la dirección para poder expresar su opinión sobre ese hipotético acuerdo.
El resultado de esa votación --que anunció el líder del PSOE en el Comité Federal del pasado 30 de enero-- no será vinculante orgánicamente, pero sí condicionará políticamente. El acuerdo después deberá ser refrendado también por el máximo órgano del partido entre congresos, antes de que Sánchez acuda al Congreso.