Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSPV dice que el "sitio natural" de Juan Cotino es el banquillo

El portavoz del grupo socialista en las Corts, Manolo Mata, ha mostrado este lunes su satisfacción tras conocerse la apertura de juicio oral contra el expresidente de las Corts Juan Cotino por impulsar la contratación de una empresa pantalla de la trama 'Gürtel' en la retransmisión de la visita que el Papa Benedicto XVI hizo a Valencia en 2006. "Cotino está en el banquillo porque es su sitio natural y donde le corresponde estar por su vinculación directa con el entramado corrupto que se generó", ha dicho.
En un comunicado, ha señalado que diez años después de la "ruinosa" visita del Papa "por fin la justicia nos da la razón y confirma que el Encuentro Mundial de las Familias celebrado en Valencia no fue más que un acto dirigido por Juan Cotino para que la trama Gürtel se repartirse comisiones y se aprovechara ilícitamente de fondos públicos".
A su juicio, "de todas las piezas separadas de la trama Gürtel precisamente esta es una de las que más claramente podía observarse la malversación de fondos públicos, la continuada falsedad documental, el fraude a las administraciones públicas o los delitos contra la hacienda pública".
"El problema es que todos nos acordamos del famoso, millonario y ruinoso contrato de retransmisión y megafonía del evento, pero a eso hay que añadir los más 2,6 millones en urinarios, los 7,7 millones en publicidad, los cerca de 4 millones que se desperdiciaron en miles de mochilas para visitantes que acabaron tiradas en un almacén propiedad de cargos del PP o los cientos de miles de euros que se derrocharon en adecuar el puente de las flores, parkings que no se utilizaron o en el altar del pontífice", ha enumerado el socialista.
Todo esto, ha incidido, "demostraba desde un primer momento que la fundación creada expresamente para la visita y dirigida en la sombra por Cotino y altos cargos eclesiásticos no tenía otra intención más que la de repartirse comisiones entre los dirigentes de la Gürtel y beneficiar a empresas que acabaron pagando los actos de campaña del Partido Popular".
"Que nadie de los que entonces calificaban la visita de 'éxito rotundo' y nos acusaban de difundir informaciones falsas con intenciones partidistas para sabotear el éxito de este evento venga a darnos lecciones a los socialistas sobre regeneración democrática, porque fue el PP quien apoyó y respaldó estas actuaciones mientras en el PSPV nos arruinábamos denunciando la corrupción en los tribunales", ha señalado Mata antes de incidir en la responsabilidad directa del que entonces era el conseller de Agricultura.
"Con la excusa de que era el Papa quien venía a Valencia, parece que para el Consell todos los gastos estaban justificados pero todavía seguimos sin saber por qué Cotino era quien dirigía en la sombra, como ha quedado demostrado, una fundación que nada tenía que ver con su cargo y que era la responsable de la organización del Encuentro Mundial de la Familia", ha recriminado.
Hasta uno de sus máximos colaboradores y coordinador de las infraestructuras del evento, José Selva, declaró ante el juez "que Cotino era quien cortaba el bacalao de este evento, por lo que no hay duda de la implicación directa de este exalto cargo del PP que utilizó y jugó con la fe de miles de personas para enriquecer a la trama Gürtel", ha sentenciado Manolo Mata antes de mostrar su satisfacción "por estar consiguiendo poco a poco que quienes han ocupado altos cargos de responsabilidad en el PP y arruinaron económica y reputacionalmente esta Comunitat hoy estén dando explicaciones ante la justicia".